Actualizado 08/12/2008 14:15 CET

Economía.- La volatilidad, el riesgo de deflación y la caída del mercado inmobiliario marcarán 2009, según Fidelity

MADRID, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

La perspectiva de deflación, la volatilidad de las Bolsas y la caída del mercado inmobiliario seguirán marcando el año 2009, según los expertos de Fidelity, que subrayan que después de un año "complicado", los inversores tampoco "se verán recompensados con un 2009 más fácil".

El gestor del Fidelity Funds Multi Asset Strategic Fund, Trevor Greetham, subraya que después de pasar la mayor parte de 2008 preocupados por la inflación, el principal temor será la posiblidad de deflación.

Asimismo, destaca que el colapso de los precios de las materias primas han hecho que la economía mundial se desplace definitivamente desde la 'estanflación' al ciclo de la 'reflación', un entorno caracterizado por una actividad débil y la disminución de la inflación.

Este experto también subraya que en esta etapa de ciclo económico suele ser más favorable para la renta fija que para la renta variable y los activos monetarios, por lo que la renta fija soberana podría ser más atractiva el próximo año a medida que los bancos centrales continúen recortando los tipos. Asimismo, indican que la renta variable de los mercados desarrollados se comportará mejor que la de los mercados emergentes.

No obstante, destacan que la volatilidad podría seguir dominando los mercados en 2009 y los inversores en renta variable afrontarán un "juego de tira y afloja" entre el deterioro de los beneficios y unas valoraciones cada vez más interesantes, ya que las rentabilidades de los dividendos están empezando a ofrecer soporte y las acciones están baratas en comparación con los beneficios y el valor de los activos.

Respecto al mercado inmobiliario, los expertos de la firma destacan que el residencial seguirá perdiendo valor, aunque la caída se ralentizará a medida que empiece a sentirse el impacto de los recortes de tipos y apuntan que el mercado inmobiliario comercial seguirá viéndose afectado por la falta de crédito.

Pero los expertos no ven un escenario totalmente negativo para 2009. A su juicio, una de las sorpresas del año podría ser una recuperación en el gasto del consumo de Estados Unidos desde niveles actualmente deprimidos por la caída en los precios de la energía y la reducción de los tipos hipotecarios.