Economía.- Yellen cree que la política monetaria no es la mejor herramienta para fomentar la estabilidad financiera

Actualizado 02/07/2014 18:01:46 CET

La presidenta de la Fed advierte del aumento del apetito por el riesgo

WASHINGTON, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), Janet Yellen, ha señalado este miércoles que la política monetaria debe centrarse en fomentar la estabilidad de precios y el máximo empleo y no dedicarse a fomentar la estabilidad financiera, para lo que son mejores otras herramientas como la regulación y la supervisión.

"No veo en la actualidad que sea necesario que la política monetaria se desvíe de su enfoque principal de lograr la estabilidad de precios y el máximo empleo para hacer frente a preocupaciones de la estabilidad financiera", aseguró Yellen en la Conferencia sobre bancos centrales Michel Camdessus 2014 organizada por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La presidente de la Fed recalcó la política monetaria se enfrenta a "significativas limitaciones" como herramienta para promover la estabilidad financiera, ya que sus efectos en las vulnerabilidades financieras, como un excesivo apalancamiento, no son bien entendidos y son menos directos que un enfoque supervisor o regulador.

Además, agregó que los esfuerzos para promover la estabilidad financiera mediante ajustes de los tipos de interés incrementarían la volatilidad de la inflación y el empleo. "Como consecuencia, creo que un enfoque macroprudencial a la supervisión y la regulación debe jugar el papel principal", incidió.

Asimismo, la presidenta de la Fed advierte de que está aumentado el apetito por el riesgo en el sistema financiero, por lo que considera que si se amplían estas preocupaciones podría ser necesario un enfoque macroprudencial más robusto.

En concreto, apunta que los diferenciales de la deuda empresarial, así como los indicadores de volatilidad esperada en algunos mercados de activos, han caído a niveles mínimos, lo que sugiere que algunos inversores podrían estar subestimando el potencial de pérdidas y volatilidad futuras.

Además, los términos y condiciones en el mercado de préstamos apalancados, que proporciona crédito a las empresas de menor calificación, se han aliviado significativamente en un contexto de tipos de interés bajos.