Publicado 27/05/2019 17:43CET

Popular (Santander), condenado a rehacer una hipoteca multidivisa por no pasar el control de transparencia

Los investigados en la causa del ya extinto Banco Popular empezarán a declarar a partir de septiembre
BANCO POPULAR - Archivo

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a Banco Popular, ahora Banco Santander, a rehacer una hipoteca multidivisa en euros por no pasar los controles de transparencia, lo que ha causado un "desequilibrio contrario a la buena fe".

Así consta en la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, que rechaza el archivo decretado por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Torrejón de Ardoz el 20 de abril del año pasado.

De este modo, la demanda interpuesta por el cliente contra la entidad ha sido estimada íntegramente, declarándose la nulidad de las partes relativas a la opción multidivisa del préstamo hipotecario suscrito el 13 de noviembre de 2007.

Asimismo, se obliga al Popular a recalcular el capital pendiente a 17 de mayo de 2019, fecha en que esta sentencia ha sido firmada, disminuyendo el importe prestado y solicitado al momento de la suscripción en la cantidad amortizada hasta la fecha en euros, en concepto de principal e intereses utilizando como tipo de interés la misma referencia fijada en la escritura.

El contrato subsistirá sin los contenidos declarados nulos, al tiempo que se ha impuesto al banco el pago de las costas de primera instancia. Fuentes cercanas al Santander han indicado a Europa Press que el banco descarta interponer un recurso de casación o extraordinario ante la Sala Primera del Tribunal Supremo.

El banco se defendió alegando haber facilitado toda la información necesaria para comprender los riesgos del producto. Sin embargo, la Audiencia Provincial de Madrid disiente. "No se entregó folleto explicativo con tiempo suficiente para su estudio", concluye, añadiendo que ni hubo oferta vinculante, ni simulaciones numéricas, ni se informó de los riesgos.

Para la Audiencia Provincial de Madrid, el mero testimonio del empleado del banco no es suficiente. "Además de parcial, no aparece completado rastro documental alguno", recoge la sentencia.

La ausencia de los supuestos numéricos impidió que el cliente pudiera comparar la multidivisa con otros préstamos o con el préstamo que ya tenía y que pretendía sustituir. "Le colocaron un préstamo aparentemente más barato, sin informarle de los enormes riesgos derivados de la fluctuación de la moneda", ha señalado el socio director del despacho Navas & Cusí, José Ignacio Navas.

El letrado del bufete ha subrayado que el test de transparencia exige la comprensibilidad real por parte del cliente de la naturaleza y riesgo de lo contratado, entendiendo que una devaluación del euro respecto al franco suizo --divisa a la que estaba referenciada-- podía no solo incrementar la cuota, sino que se termine debiendo más de lo inicialmente prestado.