Publicado 06/03/2020 18:23

El PSOE ve imprescindibles el diálogo social y la negociación colectiva para mejorar las políticas de empleo

Rueda de prensa de Toni Ferrer en la sede del PSOE
Rueda de prensa de Toni Ferrer en la sede del PSOE - EUROPA PRESS - Archivo

MADRID, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Empleo del PSOE, Toni Ferrer, cree que el diálogo social y la negociación colectiva deberían tener un papel central a la hora de ampliar y mejorar la financiación y eficacia de las políticas activas de empleo.

Así lo señala en un artículo publicado en la revista 'Temas' recogido por Europa Press, donde hace hincapié en que el diálogo tripartito y bipartito es necesario a la hora de estudiar alternativas a adoptar ante las consecuencias del reto demográfico, en las políticas públicas y las políticas empresariales.

Además de las políticas públicas de empleo, también ve imprescindible la negociación colectiva y el diálogo social para consensuar las políticas de recursos humanos, impulsar la transmisión de conocimientos entre jóvenes y veteranos y el relevo generacional o fomentar el aprendizaje de buenas competencias digitales.

También aboga por usar esta vía para desarrollar buenas prácticas en la contratación y fomentar la permanencia en el empleo, mejorar las condiciones laborales y de salud de los trabajadores mayores en el puesto de trabajo y para facilitar el acceso a la formación y al conocimiento de las cualificaciones.

Para Ferrer, el Gobierno de coalición progresista "abre una nueva etapa que debería suponer la recuperación de derechos y mejoras en las condiciones de vida y trabajo para los trabajadores y sus familias".

En esta línea, ha afirmado que en la acción de Gobierno recogida en 'Un Nuevo Acuerdo para España' sigue siendo esencial también, además del impulso y el respeto al diálogo social, lograr una fiscalidad justa y progresiva, potenciar el cambio del modelo productivo y un modelo salarial basado en una política de redistribución de la riqueza.

Asimismo, también ve necesario seguir con el compromiso de derogar las medidas más lesivas de la reforma laboral y aprobar un nuevo Estatuto de los Trabajadores para dotar al país de un marco de relaciones laborales "democrático y participativo, basado en un sistema de negociación colectiva fuerte y equilibrado y que dé respuestas a nuevos retos como la globalización, cambio climático o nuevas necesidades sociales".

Más información