Publicado 17/06/2020 13:14:49 +02:00CET

El Banco Central de Chile mantiene los tipos de interés en el 0,5% y desplegará el 10% del PIB por la crisis

   El presidente del Banco Central chileno, Mario Marcel ha indicado que la verdadera fortaleza de la economía se verá a mediados de 2018, tras conocerse este lunes que el IMACEC de septiembre ha sido menor de lo esperado (un 1,3% frente al estimado 1,6%)
El presidente del Banco Central chileno, Mario Marcel ha indicado que la verdadera fortaleza de la economía se verá a mediados de 2018, tras conocerse este lunes que el IMACEC de septiembre ha sido menor de lo esperado (un 1,3% frente al estimado 1,6%) - TWITTER - Archivo

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejo del Banco Central de Chile ha acordado de forma unánime en su reunión de política monetaria mantener los tipos de interés en el mínimo del 0,5%, así como dar un impulso de recursos adicionales que equivalen al 10% del Producto Interior Bruto (PIB) chileno, en el marco de la crisis originada por la pandemia de Covid-19.

Así lo ha comunicado el instituto emisor, quien ha avisado de que la economía requiere una intensificación del impulso monetario, ya que los efectos de la pandemia se han seguido intensificando y prolongando, en particular por la necesidades de decretar cuarentenas y medidas de confinamiento en varias zonas del país.

El impacto de la pandemia en la economía chilena se reflejó en el indicador de actividad económica de abril, con una contracción del 14,1%, el cual se profundizará en mayo y junio dada la ampliación y la duración de las medidas de contención decretadas por la Administración de Sebastián Piñera en estos meses.

En el escenario externo el banco resalta la flexibilización de las medidas de confinamiento en varios países tras la caída en sus índices de contagio y muertes. "Esta reapertura gradual ha llevado a una leve mejora de ciertos indicadores de corto plazo, destacando las sopresas en los datos industriales de China, lo mismo que las ventas y el empleo en Estados Unidos", añade la institución, aunque también advierte de que estos indicadores todavía están lejos de sus niveles previos a la emergencia sanitaria.

También apunta que, pese a la magnitud de los apoyos fiscales y monetarias de las diferentes autoridades monetarias alrededor del mundo, los mercados financieros mundiales siguen mostrando altos niveles de volatilidad. Comparado con la anterior reunión, las bolsas y las primas de riesgo se han anotado nuevas mejoras, un grupo importante de monedas se apreció frente al dólar y las salidas de capitales desde los mercados emergentes se suavizaron.

El Banco alerta de que el mercado de trabajo chileno también está experimentando un "importante deterioro", acompañado de caídas en diversos indicadores de consumo y expectativas en niveles "marcadamente pesimistas". Respecto a la inversión, la entidad destaca la sostenida bajada de las importaciones de bienes de capital y expectativas empresariales que persisten de manera negativa.

Con todo ello, el instituto emisor considera que el reciente Plan de Emergencia acordado por el Gobierno y la Comisión de Hacienda ampliada, por el cual se ampliará el Ingreso Familiar de Emergencia de 73 a 112 euros, será "un importante aporte para mitigar los negativos efectos económicos de la pandemia, tanto por las medidas consideradas como por su perspectiva de mediano plazo".

Además, el Banco Central de Chile reitera que mantendrá un elevado impulso monetario por un periodo prolongado de tiempo, de modo que se asegure el cumplimiento de sus objetivos. En concreto, estima que mantendrá los tipos de interés en su mínimo técnico durante todo el horizonte de proyección, e incluso, en el caso de que la economía lo requiera, seguirá evaluando opciones para intensificar dicho impulso y apoyar a la estabilidad financiera, a través de instrumentos "no convencionales".

DESPLIEGUE DEL 10% DEL PIB

Por otro lado, el Banco Central ha decidido ampliar el uso de instrumentos no convencionales. En primer lugar, acordó abrir una segunda etapa de la Facilidad de Crédito Condicional al Incremento de las Colocaciones (FCIC) por una cantidad de 16.000 millones de dólares (14.236 millones de euros) y una vigencia de ocho meses.

En segundo lugar, acordó implementar un programa especial de compra de activos, por una cantidad de hasta 8.000 millones de dólares (7.118 millones de euros), en un plazo de seis meses. De esta manera, a través de ambos programas se movilizarán recursos adicionales por un valor equivalente al 10% del PIB.

La próxima reunión de política monetaria se efectuará el martes 14 y miércoles 15 de julio.

Para leer más