Actualizado 17/04/2012 22:33 CET

Economía.-(Amp)Rajoy defiende el compromiso del Gobierno con las reformas para volver al crecimiento y disipar las dudas

El Consejo de Minsitros aprueba el próximo viernes reformas en Sanidad, Educación y Servicios Públicos

PUERTO VALLARTA (MÉXICO), 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que el Gobierno español está "convencido" de que la importancia de acometer las reformas necesarias que se disipen los temores sobre su economía y le permitan recuperar la senda del crecimiento

"Nuestra estrategia económica es muy clara y tiene dos pilares: la disciplina fiscal y la mejora de la flexibilidad y la competitividad de la economía", incidió Rajoy durante su intervención en el Foro Económico Mundial que se celebra en Puerto Vallarta (México).

En este sentido, ha asegurado que España está convencida de que, "más allá de las tensiones", su economía necesita llevar a cabo un proceso de ajuste y transformación que le permitirá encarar el futuro "de forma más sólida y volver a la senda del crecimiento y la creación de empleo".

Durante su intervención, Rajoy defendió que, desde que llegó al Gobierno, se han abordado reformas "de gran calado largo tiempo aplazadas" en materia de competitividad y flexibilidad de la economía, como la del mercado laboral o la del sistema financiero.

MÁS REFORMAS EL VIERNES.

Con este mismo objetivo, el Gobierno aprobará en el Consejo de Ministros del próximo viernes reformas en materia sanitaria, educativa y servicios público, según anunció el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su intervención en el Foro Económico Mundial que se celebra en Puerto Vallarta (México).

El Gobierno anunció la semana pasada un nuevo paquete de reformas en educación y sanidad con las que el Ejecutivo prevé un ahorro de 10.000 millones de euros, de los que 7.000 millones corresponderán a Sanidad y 3.000 millones a educación.

"Si conocen algún Gobierno en la zona euro o fuera de la zona euro que en tres meses haya tomado decisiones del calibre como las que se han adoptado en España le agradecería que me lo dijeran, entre otras cosas, para intentar superarlo", añadió Rajoy.

DISCIPLINA FISCAL.

Respecto a la disciplina fiscal, Rajoy reconoció que es consciente de la dificultad de consolidar las cuentas públicas españolas en un momento de recesión como el actual, pero incidió en que "un excesivo uso discrecional de la política fiscal en el pasado, que ha tenido escasos efectos en términos de crecimiento, no deja otra opción y resulta esencial para recuperar la credibilidad internacional".

En este sentido, destaca que España ha incluido en la Constitución el principio de estabilidad presupuestaria y ha aprobado medidas de reducción del gasto y de crecimiento de ingresos, así como un presupuesto para cumplir el objetivo de reducir el déficit al 3% en 2013.

Asimismo, Rajoy confió en que estas reformas permitirán a España recuperar el crecimiento y la estabilidad macroeconómica, aunque incidió en que para ello es necesario contar con la "liquidez adecuada" que proteja esas reformas en un contexto de creciente desconfianza y dificultades de financiación.

Sin embargo, añadió que superar esta situación y restaurar la confianza de los agentes económicos requiere que tanto la Unión Europa (UE) en su conjunto como los estados miembros actúen de forma "coordinada y firme" para restablecer la disciplina de las finanzas públicas y poner en marcha reformas decisivas para aumentar la competitividad y la flexibilidad de las economías.

En este sentido, se mostró convencido de que todos los esfuerzos "colectivos e individuales" van a permitir a la eurozona recuperar la estabilidad y contribuir a la prosperidad económica global y regional, aunque incidió en que para ello va a ser necesario "mucho coraje, mucha determinación, hacer mucha pedagogía" y, además "muchísimo sentido común".

"Y como todo eso no va a faltar, dentro de poco vendré aquí, cuando vuelva a ser invitado, para decir que Europa esta creciendo como México", concluyó.