Actualizado 30/09/2008 13:59 CET

Economía/PGE.- El Estado ingresará 141.109,81 millones de euros en 2009, un 0,1% menos

El aumento de la recaudación por IRPF (+6,7%) e IVA (+4,8%) contrasta con el descenso de los ingresos del Impuesto de Sociedades (-15,1%)

MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los ingresos no financieros del Estado se elevarán en 2009 a 141.109,81 millones de euros, lo que supone un 0,1% menos más respecto a los datos del avance de liquidación de 2008, según consta en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) del próximo año. En comparación con las cuentas de este año, el descenso de los ingresos alcanza el 11,1%.

El presupuesto de gastos del Estado asciende a 205.852,20 millones de euros. El 76,6% de este gasto corresponde a las operaciones no financieras, con una dotación de 157.604,27 millones de euros y un crecimiento del 3,3% respecto a 2008.

Dos terceras partes del Presupuesto de gastos no financiero del Estado se encuentra comprometido por diversas razones. Un tercio del mismo se destina a la financiación de las administraciones territoriales (53.019,30 millones de euros, un 0,3% más), mientras que un segundo bloque corresponde a gastos como intereses de la deuda pública, aportación a la Unión Europea, Clases Pasivas del Estado y Fondo de Contingencia.

Por tanto, para las dotaciones de los ministerios, los órganos constitucionales y otros gastos se dispone del 39,3% restante del presupuesto no financiero, con el que se deben atender las actuaciones en materia de investigación, infraestructuras, dependencia, becas y mejoras educativas, ayuda oficial al desarrollo o complemento de pensiones mínimas.

Los ingresos no financieros totales, sin descontar la participación de las Administraciones Territoriales en los ingresos impositivos, alcanzará la cifra de 202.387 millones de euros, un 0,8% superior a la esperada para 2008.

Tras varios años de fuerte aumento de los ingresos por encima del crecimiento nominal del PIB, en 2009 se prevé un estancamiento de la recaudación impositiva debido, en buena medida, a la ralentización del crecimiento económico y a los efectos de la crisis del sector inmobiliario.

No obstante y a pesar del menor crecimiento económico previsto (1%), los ingresos se mantendrán estables por diversas razones, según explica el Ejecutivo. En primer lugar, por compararse con un año en el que se ha producido un "fuerte ajuste" en dichos ingresos, tanto por razones económicas como por cambios normativos. En segundo lugar, por la incidencia de las medidas adoptadas a lo largo de 2008, con el fin de paliar los efectos de la adversa coyuntura económica y, finalmente, porque se espera una mejor evolución de la actividad en la segunda mitad del año.

De esta forma, los ingresos impositivos en 2009 se situarán en 188.520 millones de euros, un 1,7% más a los del año 2008, resultado de una ligera disminución de los ingresos derivados de los impuestos directos (-0,2%) y el aumento de los correspondientes a los impuestos indirectos (4,5%), sobre todo el IVA.

CAEN LOS IMPUESTOS DIRECTOS ARRASTRADOS POR SOCIEDADES.

En concreto, los impuestos directos alcanzarán la cifra de 111.318 millones de euros, un 0,2% menos, como consecuencia del descenso previsto en la recaudación del Impuesto sobre Sociedades, que caerá un 15,1%, hasta los 30.085 millones de euros.

El Gobierno atribuye este descenso a la "coyuntura adversa" de los beneficios empresariales y a la prolongación de los efectos de la reforma de este impuesto, a través de la cuota diferencial correspondiente al ejercicio 2008 que se ingresará en 2009.

En cambio, se prevé unos ingresos por IRPF de 77.444 millones de euros, un 6,7% más que este año, una vez que en 2008 se ha absorbido todo el efecto de la reforma fiscal de 2007 y de la nueva deducción de 400 euros y por nacimiento o adopción de hijos, que están provocando una fuerte caída en la recaudación del impuesto este año.

MAYOR CRECIMIENTO DE LOS IMPUESTOS INDIRECTOS.

En cuanto a los impuestos previstos por impuestos indirectos en 2009, ascenderán a 77.202 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 4,5%. La recaudación por IVA ascenderá a 53.323 millones de euros, con un crecimiento del 4,8%. El Gobierno atribuye este aumento al bajo punto de partida de 2008 por la crisis económica y a que en 2009 espera una menor desaceleración del consumo.

La recaudación por Impuestos Especiales crecerá en 2009 un 3,3%, hasta alcanzar la cifra de 20.461 millones de euros. Más de la mitad corresponde a los ingresos por el Impuesto sobre Hidrocarburos que, tras la caída de 2008, se espera que genere 10.486 millones de euros, un 2,5% más.

En el caso del Impuesto sobre las Labores del Tabaco, se espera un crecimiento inferior al de 2008 como consecuencia del menor incremento de los precios y de la disminución del consumo, que continúa la tendencia decreciente de los últimos años. En concreto, la recaudación ascenderá a 7.452 millones de euros, un 3,9% más.

Finalmente, los ingresos no impositivos registrarán en 2009 una caída del 9,2%, hasta los 13.867 millones de euros, debido fundamentalmente a la negativa evolución de las transferencias corrientes (-18,3%). También se reducirán los ingresos por tasas y otros ingresos (-9,7%), en tanto que el resto de capítulos mostrará una evolución al alza, especialmente las transferencias de capital (+7,5%) y los ingresos patrimoniales (+6,4%).