PSOE y Sumar ponen de manifiesto sus discrepancias en fiscalidad y transportes en vísperas de los PGE

Archivo - El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, durante una sesión de control al Gobierno, en el Congreso de los Diputados, a 20 de diciembre de 2023, en Madrid (España).
Archivo - El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, durante una sesión de control al Gobierno, en el Congreso de los Diputados, a 20 de diciembre de 2023, en Madrid (España). - Eduardo Parra - Europa Press - Archivo
Publicado: domingo, 28 enero 2024 12:46

MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

El PSOE y Sumar han puesto de manifiesto en los últimos días sus discrepancias en materia de fiscalidad y de transportes, todo ello en los prolegómenos de las negociaciones de unos Presupuestos Generales del Estado (PGE) que Hacienda quiere presentar en marzo para que entren en vigor antes de verano.

Los ministros han empezado a comparecer esta semana en el Congreso para explicar las líneas generales de sus respectivos departamentos y los portavoces de Sumar no han ocultado sus discrepancias e incluso han propiciado choques frontales con el ala socialista del Gobierno.

En materia fiscal el principal desencuentro de los socios de Gobierno viene del impuesto extraordinario a empresas energéticas. Tanto la vicepresidenta primera y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, como la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, quieren convertir en permanente el tributo, pero permitiendo que las empresas se desgraven parte mediante inversiones verdes.

OPOSICIÓN FRONTAL AL REDISEÑO DEL IMPUESTO A ENERGÉTICAS

"Nosotros nos oponemos frontalmente", avisó el portavoz de Economía de Sumar en el Congreso, Carlos Martín, durante la comparecencia de María Jesús Montero en la Comisión de Hacienda.

En opinión de Martín Urriza, tanto el impuesto a energéticas como el de la banca pueden presentar una "modulación" con respecto a su diseño inicial siempre que no se produzcan unas ganancias extraordinarias en la industria.

Algo que, a su juicio, de momento no está ocurriendo. Por eso, el portavoz rechazó la idea de permitir deducciones por inversiones, las cuales tienen que ser ejecutadas por las compañías "si no se quieren quedar descolgadas del mercado y del progreso".

Pero además, Sumar ha propuesto al PSOE un nuevo tributo a grandes herencias, otro gravamen "inteligente" en la cadena alimentaria cuando se produzcan unos márgenes "excesivos", eliminar la exención del IVA a la educación universitaria privada, una rebaja de este mismo impuesto a las peluquerías y establecimientos veterinarios y un IVA "superreducido" para los pañales y los productos sin gluten.

HACIENDA DICE QUE ESOS IMPUESTOS NO ESTABAN EN EL PACTO DE GOBIERNO

Con el impuesto a grandes herencias la formación liderada por Yolanda Díaz quiere con evitar el 'dumping fiscal' producido por las bonificaciones que puedan ofrecer algunas comunidades autónomas lideradas por el PP mediante el impuesto sobre el patrimonio. En lo que se refiere al impuesto "inteligente" en la cadena de producción y distribución alimentaria, este actuaría si los márgenes de beneficio de la cadena siguen estando por encima de los de 2019.

Sin embargo, la ministra de Hacienda puntualizó que ninguno de estos impuestos se encontraba en el acuerdo de Gobierno firmado entre los socios de coalición.

"Todo lo que él ha planteado ha sido nuevo para mí", dijo Montero a la salida de su comparecencia en la Cámara Baja. Por este motivo, María Jesús Montero prefirió no pronunciarse sobre la posibilidad de aprobar alguno de estos impuestos, que el grupo plurinacional querrá negociar en los próximos Presupuestos.

CHOQUE POR EL PUERTO DE VALENCIA Y EL AEROPUERTO DE BARAJAS

Al margen de la fiscalidad, PSOE y Sumar también han mantenido desencuentros por las obras de la ampliación norte del Puerto de Valencia y por la ampliación del aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas.

En su comparecencia del miércoles en comisión, el ministro de Transportes y Movilidad Sostenible, Óscar Puente, defendió la operación del Puerto de Valencia frente a las críticas de Sumar que insistían en pedir que se paralicen porque la consideran "insostenible" e "innecesaria".

A su juicio, la operación se limita a rellenar un muelle contorno que ya existe y no se aprecian posibles daños medioambientales. De hecho, aseguró que con la ampliación se podrían liberar más de 1.000 camiones diarios que en este momento circulan por la carretera V-30.

Sin embargo, el diputado de Compromís integrando en Sumar, Alberto Ibáñez, criticó que la ampliación es "insostenible" desde el punto de vista medioambiental e "innecesaria" en el plano económico y de comercio exterior. En su intervención en comisión Ibáñez llegó a decir al ministro que "no habrá ampliación del Puerto de Valencia", a lo que el titular de Transportes respondió que la operación seguirá adelante siempre que los tribunales no digan lo contrario.

A esto se suma una nueva discrepancia por la recién anunciada ampliación del aeropuerto de Barajas. El que será el portavoz de Sumar en el Congreso, Íñigo Errejón, calificó el proyecto de "despropósito económico y ecológico", pues supone "regresar a modelos del pasado".

A través de la red social X, antes conocida como Twitter, Errejón enfatizó que el acuerdo de gobierno entre PSOE y Sumar apuntaba a sustituir vuelos cortos por el tren para vertebrar el país no solo en forma radial, así como a descarbonizar la economía y avanzar "rápido y con ambición" en la transición ecológica.

Óscar Puente se burló de estas declaraciones en un mensaje publicado en la red social: "Íñigo quiere viajar a Buenos Aires o Hong Kong en tren. Estamos en ello, pero de momento es un poco difícil", incidió el ministro.