RSC.- Oceana y Marviva defenderán los recursos pesqueros y los ecosistemas mediterráneos

Actualizado 23/05/2008 21:19:24 CET

PALMA DE MALLORCA, 23 May. (EUROPA PRESS) -

Oceana y Marviva comenzarán en Palma una iniciativa destinada a defender los recursos pesqueros y los ecosistemas mediterráneos. El proyecto que se prolongará durante seis meses, se realizará a bordo del buque oceanográfico MarViva Med y uno de sus principales objetivos consistirá en documentar sobre la sobrepesca y la pesca ilegal de atún rojo en distintas zonas del Mediterráneo, así como la identificación de áreas marinas que, por su valor ecológico, deben ser protegidas.

En una rueda de prensa, el director ejecutivo de Oceana Europa, Xavier Pastor, acompañado por el director de Operaciones, Carlos Pérez, destacó la "presión" que existe sobre el atún rojo, especie que, según apuntó, se encuentra en "proceso de extinción comercial" debido a las "capturas abusivas". Así pues, Pastor sostuvo la necesidad de que se cierre a la pesca toda el área del sur de las Islas Baleares -desde la mitad sur del archipiélago balear hasta 40 o 50 millas al sur de Ibiza y Formentera-, petición que realizarán al Gobierno y a la Unión Europea.

En referencia a las capturas abusivas, el director ejecutivo de la organización señaló que se estima que a finales de mayo se haya llegado hasta las 27.000 toneladas de atún -pescados desde principios de mes- "cuando la cuota total es de 29.500 toneladas". Asimismo, añadió que "si se pesca en junio se estima que se puede capturar tres veces más de lo que está asignado por la Unión Europea y mucho más de lo recomendado por parte de los científicos", quienes hablan de una captura máxima de 15.000 toneladas.

Situación calificada por Pastor como "absurda" y "de una gravedad muy importante" puesto que la reproducción de esta especie en las aguas de Baleares durante los últimos diez años se ha reducido en "un 80 por ciento".

Otro de los objetivos de Oceana y Marviva será la comprobación del estado de las redes de deriva que, según declaró Pastor, son utilizadas ilegalmente por las flotas de Francia, Italia y Marruecos y que provocan una "sobrepesca" de algunas especies como los peces espada o los atunes. En este sentido, el director ejecutivo se congratuló de que "a través de la presión de los últimos años" han conseguido que la flota francesa de 92 barcos "hasta este momento" no haya salido a pescar con las redes de deriva, suceso que ocurre por "primera vez en años", puntualizó.

Xavier Pastor precisó que otras de las actividades a realizar serán "seguir la presión frente a la actividad ilegal de los barcos arrastreros", donde es "la propia flota de Baleares" quien utiliza las redes "donde no debería hacerlo" como en la zona de Santanyí. Asimismo, agregó que las Islas sufren una agresión paralela que es la presión de barcos arrastreros de la Comunidad Valenciana, una flota que, según Pastor, ya "ha arrasado con la plataforma continental de Valencia".

El buque, sin embargo, también realizará un "trabajo en positivo" -como calificó el director ejecutivo- destinado a promover la conservación de áreas marinas protegidas. En este sentido, Pastor apuntó que Baleares es una de las zonas donde el "estado marino es mejor". Para que esta situación continúe así reiteró algunas medidas demandadas al Govern así como la reducción del uso del arrastre o que la protección de las aguas pase del actual 0,5 por ciento al 10 por ciento. Para este último objetivo Oceana plantea algunas acciones como la ampliación del Parque Natural de Cabrera o la protección de montañas submarinas o de Sa Dragonera.

El MarViva Med es un buque de 42 metros de eslora que consta de una tripulación de 11 marinos y 12 científicos y técnicos. A bordo viajarán oceanógrafos especialistas en pesquerías y hábitats marinos, un equipo de buceadores profesionales con cámaras de filmación y fotografía, así como un robot capacitado para realizar inmersiones de hasta 500 metros de profundidad y lanchas neumáticas con capacidad de transmisión de imágenes vía satélite.