La alemana E.ON pierde 3.160 millones en 2014

Actualizado 11/03/2015 10:25:40 CET

DUSSELDORF (ALEMANIA), 11 Mar. (EUROPA PRESS) -      

   El grupo energético alemán E.ON ha registrado pérdidas por importe atribuido a los accionistas de 3.160 millones de euros al cierre del ejercicio 2014, frente al beneficio de 2.091 millones de euros en el año anterior, según informó la compañía, que atribuyó este resultado al impacto de cargos extraordinarios, a los bajos precios del petróleo y al abaratamiento de la electricidad, así como a la situación adversa del cambio de divisas.

   Los resultados de la 'utility' germana reflejan un impacto negativo de 3.553 millones de euros por amortizaciones y depreciaciones, así como de 120 millones de euros por ajustes de valor.

   Estos cargos fueron registrados principalmente en el negocio de generación de la compañía en Reino Unido, Suecia e Italia, precisó la multinacional, que reconoció que sus resultados reflejan las persistentes dificultades de los mercados energéticos en Alemania y Europa, así como el efecto del cambio de divisas y de las variaciones de su cartera.

   El beneficio subyacente de E.ON, que no tiene en cuenta el impacto de determinados elementos extraordinarios, alcanzó al cierre del pasado ejercicio los 1.612 millones de euros, un 24,2% por debajo del resultado de 2013.

   Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) de la compañía alemana en 2014 fue de 8.337 millones de euros, un 9,3% inferior al del año anterior.

   La cifra de negocio de E.ON en 2014 experimentó un descenso del 6,8% con respecto al año precedente y se situó en 111.556 millones de euros, después de reducir un 5% las ventas de gas y elevar un 6% las de electricidad.

   E.ON redujo un 42,4% sus inversiones a lo largo del pasado ejercicio, hasta 4.633 millones de euros, mientras su deuda neta subió un 3,6%, hasta 33.394 millones.

    "Considerando la situación regulatoria y de los mercados, el rendimiento de E.ON en 2014 fue bastante bueno en 2014, pero queremos más", señaló el consejero delegado de la compañía, Johannes Teyssen

   En este sentido, Teyssen apuntó que E.ON está "preparando el terreno" para aprovechar las oportunidades que se presenten en un nuevo mercado energético, incluyendo una reorganización de su actividad.

   "Los preparativos están realizando buenos progresos. Tenemos intención de anunciar los detalles iniciales sobre las dos compañías en el segundo trimestre", indicó el máximo ejecutivo de la alemana en referencia al proyecto de escisión del negocio de generación tradicional planteado por la empresa el año pasado.

   De cara al próximo ejercicio, E.ON prevé alcanzar un Ebitda de entre 7.000 y 7.600 millones de euros, así como un beneficio subyacente de entre 1.400 y 1.800 millones de euros.

  "Teniendo en cuenta las persistentes dificultades en el mercado en muchos países, en general estamos satisfechos con nuestros resultados de 2014", añadió el director financiero de E.ON, Klaus Schäfer, quien apuntó que la compañía realizará inversiones selectivas que sirvan para apuntalar su nueva estrategia.

Europa Press Comunicados Empresas