Economía/Agricultura.- La CE destinará 44,8 millones de fondos europeos al desarrollo rural de Islas Baleares hasta 2013

Actualizado 23/05/2008 20:01:04 CET

BRUSELAS, 23 May. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea aprobó hoy destinar 44,8 millones de euros de fondos europeos al plan de desarrollo rural de las Islas Baleares, para el que se ha presupuestado una asignación pública total de 126,3 millones de euros hasta 2013. Según informó el Ejecutivo comunitario, los principales objetivos de este programa serán aumentar la competitividad de los sectores agrario, forestal y agroalimentario; mejorar el medio ambiente y el medio rural y diversificar la economía, además de elevar la calidad de vida en las zonas rurales.

Para todo ello, el programa de desarrollo rural se articulará sobre tres ejes principales. La modernización de las explotaciones, favorecer la instalación de jóvenes agricultores y añadir valor a los productos agrícolas y forestales son los elementos del primer eje, que será financiado con el 59% del monto concedido a Baleares del fondo europeo agrícola de desarrollo rural. Esa cifra supone que para lograr este objetivo el archipiélago recibirá casi 26,5 millones de la Unión Europea.

El segundo eje del plan de desarrollo rural se basará en la aplicación de medidas agroambientales, la realización de inversiones no productivas y la recuperación del potencial forestal, así como el establecimiento de medidas preventivas en este campo. Para tal fin se destinarán 38,8 millones de euros, de los que el 35% --13,6 millones de euros-- serán fondos europeos.

En tercer lugar, las Islas Baleares recibirán de la Unión Europea cerca de 4,8 millones de euros como contribución al presupuesto asignado (11,8 millones) al objetivo de diversificar la economía de las islas y elevar la calidad de vida de las zonas rurales.

La industria agroalimentaria figura entre los principales subsectores industriales de las Islas Baleares, emplea al 18% de los trabajadores del sector industrial y representa el 1,7% del PIB regional. Sin embargo, las actividades agrarias en general suponen representan solamente el 2,4% del empleo en un archipiélago cuya actividad económica se centra en el turismo, según apunta un comunicado de la Comisión Europea.

En la misma nota, Bruselas identifica la "insularidad" de la región como uno de los principales obstáculos para el desarrollo del sector agrario, junto a las "reducidas dimensiones" del territorio y la "abrumadora" influencia del turismo.

Europa Press Comunicados Empresas