Economía/(Ampliación).- Fracasan las negociaciones para la venta de Applus+ al grupo británico Condover

Actualizado 31/07/2006 21:57:51 CET

La compañía nombra a Josep Vila Bassas como nuevo consejero delegado, en sustitución de Sergi Pastor

BARCELONA, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las conversaciones entre Agbar, Unión Fenosa y Caja Madrid para vender Applus+ al fondo de inversión británico Candover Partners Limited no han permitido llegar a un acuerdo por la decisión de la parte compradora de no materializar la operación prevista en un acuerdo de intenciones, informó hoy Agbar.

En función del acuerdo de intenciones, suscrito el pasado día 4, Agbar, Unión Fenosa y Caja Madrid tenían previsto vender la compañía de certificación e inspección de vehículos por 915,5 millones de euros que, sumados a una prima de control de 100 millones para Agbar, elevaban la operación a 1.015,5 millones.

Agbar informó hoy que "continuará liderando el proyecto de Applus+ después de que Candover Partners Limited haya comunicado su decisión de no materalizar el acuerdo de intenciones firmado".

CAMBIOS EN LA DIRECCIÓ.

La junta general y el consejo de administración de Applus+ decidieron hoy en sesión extraordinaria nombrar al actual secretario general-director general de Agbar, Josep Vila Bassas, como nuevo consejero delegado de Applus+, en sustitución de Sergi Pastor, quien habría sido designado presidente de la empresa de certificación de materializarse la venta al fondo de inversión británico.

Asimismo, el actual director de medios corporativos de Agbar, Josep Bagué, ha sido designado nuevo director general de Applus+, en sustitución de Lucio Moreno.

Fuentes de Agbar no especificaron los detalles de los cambios en la directiva de la compañía de certificación, pero explicaron a Europa Press que Josep Vila tiene una larga vinculación con el grupo Agbar.

DETALLES DE LA OPERACIÓN FRUSTRADA.

La operación respondía a la voluntad de Agbar de centrarse en sus dos ejes de negocio principales: el agua y la salud, que en 2005 concentraron el 70% de los ingresos de explotación del grupo. Applus+ está controlada por Agbar ('La Caixa' y Suez) en un 53,1%, Unión Fenosa (25%) y Caja Madrid (21,9%).

El acuerdo de intenciones habría supuesto el reparto de los 915,5 millones entre los socios de Applus+ en proporción a sus paquetes accionariales. Así, Agbar se habría embolsado 486,1 millones --más 100 millones en concepto de prima por ceder al fondo británico el control de la compañía--, Unión Fenosa 228,8 millones y Caja Madrid, 200,4 millones.

El pacto de intenciones estaba sujeto a una 'due dilligence' y al cumplimiento de determinadas condiciones, que Agbar no quiso revelar. Agbar no habría abandonado definitivamente el negocio de certificaciones ya que se reservaba una opción de compra sobre tres filiales de Applus+ por un importe global de 7,67 millones.

Así, habría podido adquirir el 58,7% de Labaqua (laboratorios dedicados principalmente al control de la calidad del agua), el 70% de Applus Airon Technic (compañía checa de ingeniería del automóvil) y el 67% de Idiada Automotive Technologies.

Esta última sociedad es una empresa de ingeniería del automóvil que gestiona un centro tecnológico para el motor de la Generalitat en Santa Oliva (Tarragona). Está controlada por Applus+ en un 80% y el restante 20% es de la Generalitat, por lo que el acuerdo habría dado a Candover una participación del 13%.

El fondo Candover se dedica al capital riesgo desde 1980 y opera en Alemania, Francia, Italia y España a través de oficinas en Düsseldorf, París y Londres, y un delegado en Madrid.

Por su parte, Applus+ ha cerrado este año dos compras en el extranjero, la del grupo de inspección de instalaciones químicas holandés RTD, por 193 millones, y la de K1, el segundo operador finlandés de inspecciones técnicas de vehículos, por 38 millones. La compañía prevé alcanzar en 2006 unas ventas de 600 millones.

Agbar creó Applus+ en febrero de 2002 con el objetivo de reorganizar sus empresas de certificación. Posteriormente dio entrada en su accionariado a Fenosa y Caja Madrid. En febrero de 2006, el nuevo presidente de Agbar, Jordi Mercader, que sustituyó en el cargo a Ricard Fornesa, descartó sacar a Bolsa la compañía, así como la incorporación de nuevos socios.

Agbar está participada en un 23,1% por 'La Caixa', a través del holding Hisusa, en el que también participa la francesa Suez (ésta tiene el 24,07% de la compañía de aguas más un 1,4% adicional a título individual).

Europa Press Comunicados Empresas