Economía/Empresas.- Unas 1.300 empresas rurales europeas crean la marca Calidad Rural en defensa de sus productos

Actualizado 09/04/2008 16:16:16 CET

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

Unas 1.300 empresas de las principales comarcas rurales europeas se han agrupado en torno a la marca Calidad Rural, que nace como una denominación pionera en este sector en favor de la defensa de los principios de calidad social, ambiental y económica de los productos y servicios que ofrecen, según informó hoy la Asociación de la Marca de Calidad Territorial Europea.

Tras más de diez años cooperando entre ellas, nace esta marca que engloba a 613 municipios europeos y beneficia a una población de 1.034.948 habitantes con el objetivo de conseguir masa crítica suficiente para poder competir en el mercado global y llegar más fácilmente a los consumidores. La iniciativa parte de la Asociación de la Marca de Calidad Territorial Europeas y fue presentada en Bruselas ante el Comité de las Regiones a finales de 2007, allí fue respaldada por instituciones comunitarias, nacionales y regionales.

La marca Calidad Rural la integran 19 zonas territoriales de cuatro países europeos: España (11), Grecia (5), Italia (2) y Francia (1). Las empresas privadas, instituciones públicas y colectivos sociales que integran este sello trabajan, cooperan y participan en el desarrollo del medio rural de forma justa, sostenible, solidaria y ambientalmente responsable.

La marca Calidad Rural, que cuenta con un logotipo común, abarca una amplia selección de sectores del medio rural, desde la agroalimentación, el turismo, la artesanía y la industria, hasta la cultura o el patrimonio, entre otros.

Las once comarcas españolas que integran esta etiqueta son: Garrotxa Líder, El Condado de Jaén, Poniente Granadino, Valle del Ese-Entrecabos, Valles del Ulla y Umia, Las Merindades, Comarca de Talavera, Sierra de San Vicente y La Jara, Comarca de Ocaña, Comarca Dulcinea y Serranía del Turia.

La condición para formar parte de Calidad Rural es que el producto o servicio prestado cumpla los elevados parámetros de control de calidad que garantizan el compromiso social y medioambiental en su producción. Estos parámetros de control se agrupan en tres categorías: calidad económica, calidad social y calidad ambiental.

Así, cada comarca que posee la etiqueta de Calidad Rural garantiza que sus productos y servicios son económicamente viables y rentables, socialmente responsables y respetuosos con el medio ambiente, asegurando así el consumo responsable y ético.

Las comarcas rurales cuentan con un Comité de Gestión y Control territorial propio y de forma complementaria existe otro de la marca Calidad Rural en Europa que aseguran el cumplimiento de los parámetros establecidos. La marca Calidad Rural es exclusiva, temporal y revocable.

Europa Press Comunicados Empresas