Economía/Empresas.- Iberdrola inaugura la subestación burgalesa de Salas

Actualizado 19/05/2008 19:08:06 CET

El proyecto ha supuesto una inversión de 4,3 millones euros, se ha construido en nueve meses y cuenta con una potencia de 45 MVA

SALAS DE LOS INFANTES (BURGOS), 19 May. (EUROPA PRESS) -

Iberdrola inauguró hoy la subestación transformadora de energía eléctrica de Salas de los Infantes (Burgos), con la que se pretende mejorar el suministro de la Zona de Pinares, entre las provincias burgalesa y soriana.

La nueva infraestructura fue inaugurada en un acto al que acudieron, entre otros, el director de Energía y Minas de la Junta de Castilla y León, Ricardo González Mantero; la subdelegada del Gobierno en Burgos, Berta Tricio Gómez; el alcalde de Salas de los Infantes, Fernando Castaño, y el director de Iberdrola Distribución Eléctrica, Antonio Espinosa de los Monteros.

Esta nueva infraestructura de distribución puesta en marcha por la compañía eléctrica, que se ubica en el polígono industrial de Salas de los Infantes y que ha supuesto una inversión total de 4,3 millones de euros, contribuirá a mejorar la calidad del servicio eléctrico en la zona de Pinares, en las provincias de Burgos y Soria.

En concreto, esta subestación, que se ha construido en un periodo de nueve meses, servirá para optimizar el suministro en las localidades burgalesas de Salas de los Infantes, Quintanar de la Sierra, Vilviestre y Palacios, entre otras, así como sorianas de Duruelo, Covaleda, Navaleno o Molinos de Duero. Asimismo, dará servicio a la nueva fábrica de Unopan, en el polígono San Isidro de Salas de los Infantes, y a la presa de Castrovido, según informaron a Europa Press fuentes de la compañía.

La nueva instalación, dotada de la más moderna tecnología existente en el mercado, dispone de un transformador de 45 megavoltio amperios (MVA) de potencia y está configurada con dos líneas para entrada-salida de 132 kilovatios y tres líneas de 45 kV.

La construcción de la subestación de Salas de los Infantes se enmarca en el Programa de Infraestructura Eléctrica Rural (PIER) y el Plan de Calidad 2005 de Castilla y León, cuyos objetivos son la realización de nuevas instalaciones y sustitución y mejora de las existentes, tanto para implantar medidas en el ámbito de la protección de la avifauna y disminuir su impacto medioambiental en áreas rurales como de cara a corregir problemas de suministro y seguir incrementando los niveles de calidad de suministro en la región.

En este sentido, destaca que la infraestructura eléctrica que hoy se inauguró ha sido cofinanciada por la Consejería de Economía de la Junta de Castilla y León, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, la Confederación Hidrográfica del Duero, el Ayuntamiento de Salas de los Infantes e Iberdrola.

La compañía, que ha desarrollado el año pasado diversos proyectos en el área de distribución burgalesa de cara a seguir mejorando la calidad del servicio, cuenta a día de hoy en esta provincia con 40 subestaciones, 3.262 centros de transformación, 936 kilómetros de líneas de alta tensión, 4.145 kilómetros de líneas de media tensión y 6.401 kilómetros de líneas de baja tensión.

Dispone, además, de una plantilla de más de 160 empleados, unos 281.300 clientes y atiende a más de 340 municipios que ocupan una superficie de 14.292 kilómetros cuadrados.

INVERSIONES EN CASTILLA Y LEÓN.

La compañía prevé invertir unos 825 millones de euros en Castilla y León en el periodo 2008-2010. Así, se destinarán 460 millones (55 por ciento del total) al área de las energías renovables, para instalar 350 megavatios (MW) eólicos adicionales.

Por otro lado, al área de generación se aportarán 140 millones de euros (17 por ciento); y a la de distribución, 202 millones (25 por ciento), con los que se pondrán en servicio 19 subestaciones, casi 1.100 centros de transformación y más de 1.200 kilómetros de líneas. Finalmente, el negocio inmobiliario se llevará 22 millones de euros más (3 por ciento).

Además, en el marco del Plan Estratégico para el mencionado trienio, Iberdrola prevé realizar compras en esta comunidad autónoma valoradas en 1.100 millones de euros, lo que servirá para seguir potenciando su progreso económico y social.

La empresa cuenta a día de hoy con 5.325 MW de potencia instalada en Castilla y León, de los que 918 MW son renovables (32 parques eólicos y 31 plantas minihidráulicas).

Europa Press Comunicados Empresas