24 de febrero de 2020
 

Economía/Empresas.- Ministerio de Industria y Gobierno de C-LM pedirán a Alcoa que mantenga la planta de Toledo

Actualizado 03/03/2008 20:23:30 CET

TOLEDO, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Industria y Sociedad de la Información, José Manuel Díaz-Salazar, anunció hoy que en los próximos días se convocará una reunión entre responsables del Ministerio de Industria, el Gobierno regional y la empresa Alcoa-Sapa para analizar la situación que ha llevado a esta compañía a plantear el cierre de la planta que tiene en Noblejas (Toledo), y poner a su disposición recursos para continuar con la actividad industrial.

Así lo explicó en declaraciones a los medios tras reunirse este mediodía en Madrid con el director general de Desarrollo Industrial del Ministerio de Industria, Jesús Candil, quien se comprometió a convocar este encuentro con el fin último de para garantizar la continuidad de Alcoa-Sapa, informó la Junta en nota de prensa.

De esta manera, dijo el consejero, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha conseguido involucrar al de España en un conflicto "que no entendemos". Además, el Gobierno regional cree que una multinacional de estas características "debe conocer que no sólo el Gobierno regional sino también el nacional va a exigir resultados y explicaciones sobre un anuncio de cierre empresarial que bajo ningún concepto compartimos porque es la medida última que debe adoptar una compañía".

Con esta reunión se abrirá una nueva vía de negociaciones fuera del marco estrictamente laboral para hablar de actividad industrial y de reactivación de la fábrica para garantizar el empleo y el mantenimiento de la actividad.

El consejero agradeció al Ministerio de Industria la sensibilidad y preocupación que ha mostrado ante una situación complicada y confió en que ahora sean los representantes de la multinacional quienes entiendan que hay actividades complementarias y alternativas a este anuncio de cierre.

"A partir de este momento, a nadie se le escapa la complejidad de conseguir la reconsideración de una multinacional que tiene centros de trabajo en todo el mundo y que a veces son insensibles ante las consecuencias para las personas de sus decisiones; pero desde luego, no va a no ser porque no lo intentemos y no nos coordinemos con los representantes de los trabajadores y de los dos Gobiernos con el fin de conseguir el mejor futuro posible para los trabajadores de Sapa", concluyó.