Economía/Empresas-Simon prevé crecer más del 10% en 2008 pese al parón de la construcción y reducirá plantilla en España

Actualizado 15/01/2008 20:56:48 CET

BARCELONA, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

La empresa catalana especializada en material eléctrico Simon prevé crecer por encima del 10% en 2008 pese al parón de la construcción, hasta sumar una facturación de 380 millones de euros, anunció el director general de la compañía, Xavier Torra, quien reconoció que prescindirán de 200 trabajadores temporales y realizarán unas 50 prejubilaciones en España por este motivo.

Torra explicó que Simon no renovará unos 200 contratos temporales a medida que vayan finalizando y que pactará unas 50 prejubilaciones a lo largo de 2008 porque las previsiones de facturación en el país se estancarán. "Prevemos un crecimiento vegetativo, de alrededor del 3%", pero que superará los dos dígitos en total gracias al negocio exterior, señaló.

Simon emplea a unas 1.500 personas en España, aunque el grueso de la plantilla, el 60%, está distribuida en el exterior, hasta sumar unos 3.600 empleados. Cuenta con fábricas en Argentina, Brasil, México, Francia, Polonia, Turquía y China; este mes inicia en Italia la comercialización de productos exclusivos para dicho país en asociación con la empresa local Urmet-Domus, y para marzo prevé poner en marcha nuevas fábricas en Rusia (con un socio local que aporta el 10%) y la India (en 'joint venture' con una empresa local).

La inversión de Simon en las fábricas de Rusia y la India ha sido de tres y seis millones de euros respectivamente. Además, ha invertido 15 millones en la puesta en marcha en diciembre de una nueva fábrica de 15.000 metros cuadrados en Riudellots de la Selva (Girona), que emplea a 160 personas y cuya maquinaria procede en su mayoría del centro productivo de la firma existente en Girona.

Asimismo, Simon ha comprado un edificio corporativo en Shangai (China) por cuatro millones de euros y después de Semana Santa inaugurará un nuevo edificio corporativo en Barcelona, concretamente en el barrio de Sant Andreu, junto a uno de los doce centros productivos del grupo en España.

El coste de construcción del inmueble ha sido de nueve millones de euros y complementará las oficinas actuales de la calle Diputació de la capital catalana, que se han quedado pequeñas para la empresa, dijo Torra.

NUEVA FÁBRICA EN MARRUECOS.

La compañía también ha iniciado la construcción de una segunda fábrica en Marruecos que prevé poner en marcha después de verano tras una inversión de dos millones de euros y tiene en estudio una tercera instalación, explicó Torra. La apertura del segundo centro doblará la plantilla local hasta un total de unas 200 personas. Estará especializada en interruptores e iluminación y realizará montajes manuales de series cortas de producto para España, ya que aquí los centros están automatizados pensando en grandes volúmenes.

Simon prevé ampliar la fábrica de Polonia en 2008 y durante el año decidirá si entra en Argelia, objetivo que de momento ha quedado congelado tras los desencuentros entre Argelia y España por temas energéticos. Como planes a medio plazo tiene extender su red de filiales comerciales por Europa del Este y Oriente Medio, así como por algún país latinoamericano.

La empresa catalana prevé que la facturación de 2007 sea de alrededor de 345 millones de euros, un 12% más que en 2006. El crecimiento del mercado español en 2007 fue de entre un 7% y un 8%. Las ventas en España suponen actualmente el 75% del total, aunque Torra señaló que el mercado exterior está creciendo a tasas del 30%, con lo que "en cuatro o cinco años" las ventas internacionales superarán las interiores.

Europa Press Comunicados Empresas