Actualizado 04/05/2004 15:16 CET

Economía/Empresas.- Sol Meliá construirá dos nuevos hoteles en Cuba, en los que el Gobierno invertirá 41,8 millones

VARADERO (CUBA), 4 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Sol Melia, Gabriel Escarrer, anunció hoy la construcción de dos nuevos establecimientos en Cuba, en los que el Gobierno cubano invertirá 50 millones de dólares (41,8 millones de euros) y la cadena hotelera mallorquina se encargará de aportar el 'know how' de la empresa y los planes de formación a los empleados.

Con estos dos nuevos establecimientos, Sol Meliá contará en Cuba con 25 hoteles y más de 8.000 camas, lo que le convierte en la cadena hotelera más importante afincada en el país caribeño. Escarrer realizó esta anuncio durante la inauguración de la XXIV edición de la Feria Internacional de Turismo de Cuba, que reúne hasta el próximo jueves a empresas turísticas.

Escarrer expresó su satisfacción por los "positivos resultados" obtenidos por el grupo hotelero en Cuba, que comenzaron con la "grata experiencia" que supuso la apertura del primer establecimiento en la isla hace catorce años, el Hotel Sol Palmeras, lo que alentó a la empresa continuar su expansión, con lo que cuatro años después contaba con cinco hoteles, hasta llegar a los 25 que tendrá a finales de 2006

El primero de los hoteles a construir llevará por nombre Hotel Club Paradiso, se levantará en Cayo Largo y contará con 900 habitaciones. El segundo estará ubicado en Cayo santa María, tendrá 1.000 habitaciones y las obras, que comenzarán la semana que viene, estarán acabadas a finales de 2006.

"Seguiremos nuestra expansión en el área del Caribe porque es aquí donde nosotros tenemos un gran reconocimiento de marca, muy buenas ocupaciones y una buena cuota de resultados", dijo Escarrer, que recordó la reciente inauguración de un hotel de la marca Paradisus en Puerto Rico y otro en República Dominicana, y el objetivo de la compañía de construir un hotel de lujo de 700 habitaciones en Shanghai.

Por otro lado, Escarrer se mostró convencido de que las cadenas hoteleras que están ya posicionadas en Cuba serán "las primeras beneficiadas" por un eventual cambio político que suponga la apertura del mercado de la isla caribeña. No obstante, recalco que el actual Gobierno cubano "siempre ha cumplido lo que ha prometido y nos sentimos muy a gusto en el país".

Europa Press Comunicados Empresas