Actualizado 12/11/2004 20:57 CET

Economía/Finanzas.- El Santander culmina la compra de Abbey con una ampliación de capital por 12.541 millones

La adquisición del sexto banco británico supondrá una inversión de 13.199 millones de euros

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

El grupo Santander culminó hoy la adquisición de Abbey National con la ejecución de la ampliación de capital por valor 12.541 millones de euros y la entrega de un título propio de nueva emisión por cada acción del sexto banco británico, informó hoy el banco.

El presidente del Santander, Emilio Botín, dijo que el grupo adquiere una posición "en la primera liga de la banca internacional" y se sitúa entre "los diez primeros bancos del mundo por capitalización", con una operación que "creará valor para los accionistas del grupo Santander, al tiempo que beneficiará a nuestros clientes y empleados".

"Aumentamos nuestro tamaño, pero también la diversificación, tanto por países como por monedas. Alcanzamos una magnífica posición como primer banco de España y de la eurozona, y grupo financiero líder en Iberoamérica", agregó Botín en un comunicado.

Para el presidente del gigante financiero español, la compra del británico demuestra "la solidez" de la acción del Santander, "que ha servido de moneda de cambio en la mayor adquisición transfronteriza de la banca europea".

El presidente de Abbey, Lord Burns, calificó a su vez de "transcendental" en los 155 años de historia de Abbey la jornada de hoy, y subrayó que el banco británico "ha sido siempre capaz de adaptarse a las nuevas circunstancias y ha demostrado también su talento para la innovación".

Según Burns, el nuevo propietario de Abbey, el grupo Santander, "consolidará esta herencia y proporcionará apoyo y conocimientos para acelerar nuestros planes y ambiciones en el Reino Unido".

UN JUGADOR MAS FUERTE Y COMPETITIVO.

"Dentro del grupo Santander --agregó el que seguirá siendo presidente no ejecutivo del británico--, Abbey emergerá como un jugador más fuerte y competitivo en la banca minorista británica. La combinación de los dos bancos creará una fuerza imponente en los servicios financieros del Reino Unido y generará importantes ventajas para accionistas, clientes y empleados".

El cierre de la operación se ha ejecutado al término de la sesión en la bolsa de Londres, con la amortización de las acciones de Abbey y la emisión posterior de nuevos títulos para canjearlos en la proporción de un valor por cada uno del Santander.

El capital de Abbey está integrado por más de 1.484 millones de acciones. El británico subió hoy 14 peniques en su última sesión bursátil y se despidió de la City, en la que ha estado presente en los últimos quince años, en 643,5 peniques, el nivel más alto alcanzado por el banco desde finales de diciembre de 2002.

Abbey, resultado de la fusión en 1944 de Abbey Road Builtding Society y el National Building Society, se estrenó el 18 de septiembre de 1989 en la Bolsa de Londres a 130 peniques y alcanzó su mayor precio en 1.450 peniques en abril de 1999, en pleno auge de Internet.

La última autorización para ejecutar la compra llegó ayer con la confirmación por parte del Tribunal de Justicia de Inglaterra y Gales de la reducción de capital que ha realizado Abbey para culminar la operación mediante el proceso de 'scheme of arrangement'.

Para atender al cambio de acciones, el Santander ha emitido 1.486 millones de nuevos títulos al tipo de emisión de 8,44 euros establecido, lo que eleva el valor de la ampliación a 12.541 millones de euros.

A este importe habrá que sumar 658 millones de euros por el pago de un dividendo de 31 peniques, que se hará efectivo el próximo 14 de diciembre, lo que eleva el importe total de la compra de Abbey a 13.199 millones de euros.

Los accionistas autorizaron al banco el pasado 21 de octubre a emitir más de 1.511,37 millones de títulos para atender al canje y cubrir ciertos planes de opciones de empleados del británico, pero el Santander no ha tenido que poner en circulación el número máximo de títulos aprobados en la junta al no haberse alcanzado la suscripción máxima estimada en los planes de opciones.

En conjunto, el pago por cada acción de Abbey alcanza en este momento un valor de 651 peniques --31 peniques por el dividendo y 620 por el valor de ambas acciones a precio de la bolsa de hoy--.

PRIMA ADICIONAL DEL 38%.

La revalorización de los títulos de ambos bancos en los mercados en los últimos días ha corrido a favor de los accionistas de Abbey. Con el cierre de bolsa de hoy, obtendrán una prima adicional del 38% sobre los 469 peniques que se había establecido en el folleto de la oferta como precio total a recibir, en función del cambio medio de los tres meses anteriores a su presentación.

Las acciones de nueva emisión del Santander se incorporará a Iberclear el próximo lunes, día 15 de noviembre, con el objetivo de que comiencen a negociarse el martes.

El gigante financiero ultima también su regreso al parqué de Londres, donde espera volver a cotizar en el primer semestre de 2005, para facilitar la permanencia en el capital de los nuevos accionistas que se incorporen con el canje accionarial de Abbey.

LAS DIMENSIONES DEL NUEVO BANCO.

Abbey es el sexto banco del Reino Unido por activos --177.000 millones de libras al cierre de 2003-- y el segundo mayor en cuota de hipotecarios, con el 11% del mercado. La entidad sumará al grupo 741 oficinas, 27.000 empleados y 18 millones de clientes.

El grupo resultante de la integración superará los 600.000 millones de euros en volumen de activos, contará con una cartera de crédito a clientes e 335.000 millones y un volumen de depósitos de 245.000 millones.

El nuevo gigante contará con 59 millones de clientes, 10.000 oficinas y cerca de 131.000 empleados, además de mejorar su diversificación de riesgos en términos de resultados y negocio.

Con la inclusión de Abbey, el grupo Santander obtendrá el 85% de su beneficio neto de la banca minorista y hasta un 21% del resultado procederá del Reino Unido, mientras que el 39% se generará en España y el 25% corresponderá a la banca comercial en Iberoamérica y al resto de áreas globales.

En créditos el cambio es superior, puesto que el 47% de la cartera estará generada en el Reino Unido, mientras que España representará el 32% y Latinoamérica no llegará al 10%.

El consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz, subrayó en la junta de accionistas celebrada el 21 de octubre que la incorporación de Abbey redundará además en una reducción en la "volatilidad" de los resultados en las diferentes etapas del ciclo económico y podría llevar a una mejora del rating crediticio del grupo, con un consecuente abaratamiento en su financiación.

Europa Press Comunicados Empresas