Indra adelanta que los afectados por el ERE estarán entre los 1.000 y 1.500

Publicado 26/06/2015 13:36:48CET

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

Indra ha comunicado a los sindicatos, en una reunión previa a la junta general de accionistas, que los afectados por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en la compañía estarán entre los 1.000 y los 1.500, sin precisar, de momento, la cifra exacta, ni el volumen de despidos por centro, según han explicado fuentes sindicales a Europa Press.

Las fuentes han indicado que actualmente existen unos 20 centros de Indra en España, de los cuales ocho cuentan con representación, mientras que el resto no la tiene.

Desde los sindicatos temen que, siendo numerosos los trabajadores de más de 50 años en Indra, la firma busque rescincir contratos de la época "de vacas gordas" para sustituir por empleos que se rijan por el convenio "puro y duro".

Actualmente, la plantilla de Indra ronda los 21.000 trabajadores y el grueso de los afectados estará en Madrid, con cerca de 8.000 trabajadores, y Barcelona, con cerca de 1.000 empleados, así como en Indra Sistemas, que suma la mayoría de la empresa, con unos 14.000 empleados, según las cifras que manejan los sindicatos.

Además de Indra Sistemas, la compañía cuenta con la división de Software Lab, dedicada a la consultoría, y Business Process Outsourcing (BPO), con servicios de back office y administración.

El presidente de Indra, Fernando Abril-Martorell, señaló ayer durante la junta de accionistas que la compañía ha solicitado a los representantes de los trabajadores que constituyan una comisión negociadora con el fin de llevar a cabo una reestructuración de la plantilla.

El directivo reconoció que las medidas a aplicar pueden incluir rescisiones de algunos contratos y modificaciones en otros. Abril-Martorell señaló además que este proceso se enmarca en la búsqueda de una solución a largo plazo y ha recordado que la multinacional está llevando a cabo un proceso de reestructuración de plantilla similar en Brasil, que implicará el ajuste de unos 1.000 empleos en los próximos meses.

El directivo explicó que este plan se debe a la necesidad de adaptar los recursos humanos a la realidad de la actividad en el país, con una caída del mercado nacional en más de un 40% y en las pérdidas registradas en 2014 como consecuencia de la crisis en España, el crecimiento acelerado para reemplazar ventas domésticas por internacionales.

Desde la federación UGT han reclamado de esta empresa medidas "alternativas" a los despidos que garanticen el futuro laboral de los mismos.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas