Actualizado 07/02/2022 18:14

La Palma inicia su recuperación con la ayuda de instituciones y empresas

Archivo - Viviendas afectadas en zona de exclusión de La Laguna tras la erupción del volcán de Cumbre Vieja, a 30 de diciembre de 2021, en La Laguna, Los Llanos de Aridane, Santa Cruz de Tenerife, Canarias, (España).
Archivo - Viviendas afectadas en zona de exclusión de La Laguna tras la erupción del volcán de Cumbre Vieja, a 30 de diciembre de 2021, en La Laguna, Los Llanos de Aridane, Santa Cruz de Tenerife, Canarias, (España). - Europa Press - Archivo

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

Tras tres meses de erupción, el Volcán de Cumbre Vieja de La Palma dejó de tener actividad el pasado 13 de diciembre. La lava ha destruido durante este tiempo unas 6.000 viviendas, colegios, instalaciones y kilómetros de carreteras. El Gobierno de Canarias ha remitido al Ejecutivo central unas pérdidas por valor de más de 800 millones de euros.

Del total de afectados, 2.130 presentan daños en vivienda (62,8%), 1.367 en enseres (40,3%), 1.143 en el sector primario y 271 en establecimientos industriales o servicios, según datos del gobierno canario. El registro único de afectados ha recibido ya 3.555 solicitudes de las que 3.391 están tramitadas, un 95%, y de ellas, 1.391 ya firmadas, lo que supone un 41%.

Desde que el volcán ha dejado de rugir, La Palma ha iniciado su reconstrucción con el apoyo de instituciones y empresas. El Gobierno de España ha aprobado ayudas que ascienden a 399,7 millones de euros, destinadas a vivienda, al sector agrícola y ganadero, a pymes y autónomos, así como a reactivar el turismo en la isla.

Los palmeros han empezado a volver a los hogares que tuvieron que dejar apresuradamente el 18 de septiembre de 2021. Durante estos meses se han tramitado casi 80 expedientes de vivienda, el abono de 80 millones a cerca de 600 personas a través del consorcio de seguros, con 136.000 euros de media, y se han entregado las primeras casas, según el Gobierno. El Ejecutivo ya ha movilizado unos 250 millones y espera llegar a 440 millones.

Por su parte, el Gobierno de Canarias ha reservado 40 millones de euros para la emergencia y los presupuestos autonómicos para 2022 incorporan la disponibilidad de otros 100 millones de euros.

INICIATIVAS DESDE EL SECTOR PRIVADO

El sector privado también ha colaborado con iniciativas para contribuir a la reconstrucción de La Palma. Banco Santander ha sido una de las entidades que ha desarrollado proyectos para ayudar a los palmeros a volver a la normalidad. En este sentido, ha impulsado una edición especial de Santander Ayuda, un programa que apoya a organizaciones sin ánimo de lucro en la puesta en marcha de iniciativas para mejorar la calidad de vida de personas en situación de vulnerabilidad social.

Desde el pasado 23 de diciembre y hasta el próximo 17 de febrero, las ONG que cuenten con un plan de reconstrucción social en La Palma podrán presentar sus candidaturas. En concreto, los proyectos tendrán que ir destinados al cuidado y atención socioeducativa de niños, niñas y jóvenes de las zonas afectadas, a la promoción de la inclusión social o la inserción laboral de los damnificados por el volcán, así como a la atención de necesidades básicas como vivienda, alimentación, vestimenta, higiene o salud. El importe total del programa asciende a 150.000 euros y cada uno de los proyectos estará dotado de un máximo de 10.000.

Además, Banco Santander ha activado un plan específico de ayudas a los afectados que contempla aplazamientos de pagos de préstamos, hipotecas y tarjetas Santander, anticipos económicos para la adquisición de enseres personales, financiación en condiciones preferentes y atención inmediata de los daños ocasionados por la colada de lava.

El banco también activó en octubre su protocolo de siniestros para anticipar a los clientes asegurados las indemnizaciones del Consorcio de Compensación de Seguros para la reparación de daños en viviendas y negocios.

Asimismo, la entidad ha contactado con los clientes que tienen una vivienda asegurada en la zona y les ha ofrecido asesoramiento para tramitar los daños que se hayan producido en la vivienda y las gestiones con el Consorcio de Compensación de Seguros.

"Nuestro programa lleva años apoyando la puesta en marcha de proyectos sociales en toda España, hemos ayudado a más de doscientas mil personas, y tras el final de la erupción en La Palma queremos apoyar su recuperación y a los miles de personas que han perdido parte de su vida y bienes", ha señalado Borja Baselga, director de Fundación Banco Santander.

El objetivo de instituciones y empresas es ayudar a los palmeros a recuperar su vida lo antes posible. La reconstrucción de la isla empieza a ser una realidad.

Europa Press Comunicados Empresas