Las propuestas de cada partido para mejorar los ingresos de las familias para el 20D

Actualizado 15/12/2015 8:57:29 CET
Ingresos
EUROPA PRESS

MADRID, 15 Dic. (EDIZIONES) -

Después de cuatro años en los que el paro y las bajadas de salarios han mermado el poder adquisitivo de las familias, los programas electorales que los diferentes partidos presentan para las elecciones generales del 20 de diciembre hacen mucho hincapié en la necesidad de recuperar la capacidad de compra de los españoles como vía para fomentar el consumo doméstico y, así, afianzar la recuperación.

Aunque hay propuestas en ámbitos muy variados que pueden impactar en la capacidad de renta de los españoles --nivel impositivo, ayudas para los suministros energéticos, recursos en apoyo de la familia, etc.--, éstas son las propuestas que los principales partidos presentan en relación con rentas mínimas o complementos salariales:

PP

El PP considera que el problema actual de la economía española no es de poder adquisitivo sino de competitividad. Por eso, cree que hay que seguir impulsando la economía con reformas estructurales que permitan a las empresas españolas competir mejor en los mercados globales y, así, crear puestos de trabajo.

Y es que el empleo es "la mejor política social" y sólo de él provendrá la recuperación de las familias españolas. Para ayudar a su capacidad de compra, no obstante, los 'populares' proponen aprovechar la mejora en la recaudación tributaria para continuar bajando impuestos, de modo que los ciudadanos tengan más dinero en el bolsillo.

Así, la única concesión que su programa electoral hace a ayudas directas para quienes no tienen ingresos pasa por establecer primero un mapa común de las rentas mínimas que las diferentes administraciones ofrecen en España para saber realmente quién cobra cuánto y qué recursos existen con este fin, y poder "coordinar" después los criterios de las diferentes comunidades autónomas, en aras a que las Rentas Mínimas de Inserción sean más homogéneas y se puedan mantener aunque se cambie de región de residencia.

PSOE

El PSOE, por su parte, critica el "alarmante incremento de las desigualdades" durante la crisis así como la "frustrante incapacidad" del sistema de protección social para corregirlas, y recuerda que "la experiencia en los países con mayor justicia social demuestra que la inversión social es el activo más sólido para el desarrollo y la competitividad del país".

Así, para "combatir" esa exclusión social, propone entre otras medidas aprobar una ley para establecer un sistema de garantía de Ingreso Mínimo Vital de carácter no contributivo financiado por la Seguridad Social que se ofrezca a familias en situación de vulnerabilidad o en riesgo de exclusión, que sea gestionado en colaboración con las comunidades autónomas.

Según los cálculos del PSOE, esta renta permitiría a unas 730.000 familias y 1,85 millones de ciudadanos "afrontar las necesidades más básicas inherentes a la dignidad humana".

CIUDADANOS

La propuesta que hace Ciudadanos se configura en torno al llamado Complemento Salarial Anual, del que se beneficiarían sólo los ciudadanos con un empleo y con el que la formación confía en incrementar los ingresos de los trabajadores más precarios y hacer más atractivos puestos de trabajo que de otro modo no se aceptarían, consiguiendo así aumentar el número de trabajadores y de horas trabajadas.

Así, para los salarios más bajos se determinan diferentes porcentajes de devolución de la renta en función de si se está soltero o casado y del número de hijos, mientras que para los salarios más altos se establecen cantidades fijas teniendo en cuenta también la situación familiar.

Por ejemplo, un soltero sin hijos que gane hasta 9.000 euros al año tendría derecho a que le devolvieran el 27,8% de su renta, mientras que una pareja con dos hijos que ganara unos 12.000 euros al año recuperaría 5.000 euros. Si la cantidad del complemento salarial supera a lo que se debe pagar por impuestos se percibiría en efectivo en un solo pago anual o como deducciones mensuales. En total, la medida costará unos 7.800 millones de euros.

PODEMOS

La formación morada ofrece un doble sistema de ingresos mínimos. Por un lado, propone un programa de Renta Garantizada para todos los hogares por debajo del umbral de la pobreza, con una cuantía inicial de 600 euros mensuales para familias con un solo miembro, un 35% más por el segundo miembro y un 20% más por cada miembro adicional, hasta un máximo de 1.290 euros mensuales.

Este programa será complementario de los ingresos que puedan existir e integrará todas las prestaciones sociales que se encuentren por debajo del umbral.

Para los trabajadores con sueldos bajos, se creará también un Programa de Renta Complementaria que se podrá cobrar a partir de 250 euros de salario --para "evitar posibles situaciones de fraude"-- y garantizará unos ingresos mínimos de 900 euros mensuales, cantidad que se incrementará según el número de miembros del hogar. Este complemento será compatible con la Renta Garantizada pero se irá retirando gradualmente cuando se encuentre un empleo.

UNIDAD POPULAR (IU)

Unidad Popular, la candidatura en la que se integra Izquierda Unida (IU), lleva en su programa una Renta Básica Garantizada que podrán cobrar los mayores de 18 años o menores emancipados cuyos ingresos sean inferiores al 70% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) --actualmente 454 euros--, modulado según el número de miembros de la familia.

La cuantía a percibir equivaldrá al menos a ese mismo porcentaje del 70% del Salario Mínimo, teniendo en cuenta también las condiciones familiares, si bien el programa electoral no precisa más cómo se articularía la ayuda, más allá de precisar que la financiarían los Presupuestos del Estado y la gestionarían las comunidades autónomas.

No obstante, Unidad Popular recuerda que la "garantía de una vida digna" mediante unos ingresos "indispensables" puede materializarse también bajo forma de recursos sociales, por lo su programa recoge un compromiso expreso con los servicios públicos y con recursos como la educación, la sanidad, la dependencia o las ayudas en función de la renta para los suministros energéticos, entre otras cosas.

UPYD

Por último, UPYD esboza en su programa electoral algunas líneas básicas que han de seguirse en la próxima legislatura para luchar contra la desigualdad y la pobreza, tales como crear una Renta Mínima de Subsistencia "igual para todos" en la que el Estado coordine a las comunidades autónomas para que los requisitos de admisión, duración y cuantía sean similares.

Además, la formación magenta aboga por garantizar el acceso a una Renta Mínima de Inserción independientemente de la región de residencia y por "homogeneizar al alza" sus condiciones, ya que las actuales generan "desigualdad" al tener requisitos y cuantías "diferentes" según la comunidad autónoma que la gestione.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas