Un segundo broker será interrogado hoy por un juez por el escándalo de Société Générale

Actualizado 09/02/2008 16:12:15 CET

PARÍS, 9 Feb. (Reuters/EP) -

Un segundo operador comparecerá hoy ante el juez por la investigación del escándalo de las millonarias pérdidas de la entidad financiera Société Générale hasta ahora atribuidas únicamente al broker Jérôme Kerviel, según informaron fuentes cercanas a la investigación.

El corredor, identificado como Musa Bakir, de la firma Newedge, será interrogado por las actividades de Kerviel, el operador al que se responsabiliza de unas pérdidas récord de 4.900 millones de euros.

La Fiscalía informó de que solicitaron que Bakir sea puesto bajo investigación formal y mantenido en detención temporal, bajo la sospecha de que conocía las operaciones ilícitas de Kerviel.

Mientras la investigación sigue su curso Kerviel permanece en una prisión de París, tras ser puesto bajo custodia temporal el viernes. En un principio Kerviel quedó en libertad, pero los fiscales apelaron, argumentando que su detención era necesaria para impedir el contacto con posibles cómplices en el mayor escándalo financiero del mundo. Sin embargo, el abogado de Kerviel aseguró que apelará la decisión.

Société Générale cree que Kerviel actuó solo al construir posiciones no autorizadas de futuros que resultaron en enormes pérdidas cuando fueron descubiertas, el pasado 18 de enero. Kerviel reconoció llevar a cabo operaciones no autorizadas, pero dijo que otros en el banco deberían haber conocido sus actividades.

Newedge, la firma que emplea a Bakir, opera en nombre de SG, el principal banco del mundo en valores derivados y el segundo mayor banco que cotiza en Francia por valor de mercado. Newedge incorporó a una ex correduría de SG, llamada Fimat, que ahora es copropiedad de SG y de la división de banca de inversión de Crédit Agricole.

Asimismo, documentos incautados por la policía el jueves durante una redada en la oficina de Newedge mostraron que Kerviel y Bakir intercambiaban frecuentemente correos electrónicos, según la Fiscalía.

Jean Veil, un abogado de Société Générale que reveló el escándalo, opinó que los contactos entre los dos hombres hacían "necesaria" la detención de Kerviel. "Ambos (Kerviel y Musa) eran amigos. Ellos hablaban. ¿Era el operador consciente de esto? ¿Ha ayudado?, la investigación lo determinará", dijo Veil a la emisora RTL. "Esta es la razón por la que creo que era necesaria la detención (de Kerviel)", agregó.

Kerviel fue colocado bajo investigación formal por abuso de confianza, abuso informático y falsificación, pero inicialmente fue dejado en libertad bajo supervisión judicial, después de que los magistrados desistieran del cargo de fraude.

SG asegura que Kerviel actuó por cuenta propia, pero el aprendiz de operador ha dicho a la policía que es imposible que sus supervisores desconocieran completamente sus actividades. Según expertos legales, si la investigación determina que otras personas participaron en las operaciones ilícitas de Kerviel, los fiscales podrían reevaluar la posibilidad de presentar cargos por fraude.

El escándalo operacional, que ha sacudió el sistema político y financiero de Francia, forzó a que SG anunciara una emisión de 5.500 millones de euros con el fin de mejorar su perjudicado informe de resultados.

Europa Press Comunicados Empresas