Actualizado 08/02/2007 13:33 CET

Economía/Empresas.- (Ampliación) Abertis y Autostrade mantienen la voluntad de retormar su fusión en este año

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los grupos de concesiones Abertis y Autostrade mantienen "la voluntad" y la confianza de poder retomar a lo largo del presente ejercicio el proyecto de fusión que en diciembre de 2006 decidieron aparcar por las dificultades surgidas ante un cambio legislativo introducido por el Gobierno italiano.

Así lo indicó hoy el director general de Gestión Corporativa de Abertis, Josep Martínez Vila, quien explicó que los accionistas de ambas empresas confían en que los pronunciamientos de la UE respecto a las reticencias del Ejecutivo italiano a la integración acaben por mostrar a este Gobierno "la bonanza del proyecto".

El directivo de Abertis manifestó que, en la actualidad, ambas empresas atienden a que concluya el proceso abierto en la UE sobre el proyecto y a la clarificación de la nueva legislación sobre autopistas en Italia, con el fin de poder abordar de nuevo el proyecto de integración que daría lugar al primer grupo de infraestructuras del mundo.

En caso de poder finalmente hacerlo, sería a lo largo del presente ejercicio, indicó Martínez Vila tras participar en una jornada sobre infraestructuras organizada por Deloitte, Alstom, OHL y ABC.

La Comisión Europea dictaminó el pasado 31 de enero con carácter preliminar que Italia vulneró la legislación europea al bloquear las concesiones de autopistas a la entidad que estaba previsto resultante de la fusión entre Abertis y Autostrade, lo que obligó a ambas empresas a abandonar temporalmente la operación a finales del año pasado.

Bruselas dio entonces a las autoridades italianas un plazo de 15 días para presentar sus alegaciones. Si los argumentos de Roma no convencen al Ejecutivo comunitario, éste adoptará una decisión jurídicamente vinculante exigiendo la retirada de todos los obstáculos que puede ser esgrimida por las empresas ante los tribunales nacionales.

Además, Abertis y Autostrade están pendientes de que también se pronuncie sobre esta operación el comisario de Comercio Interior de la UE, y de cómo queda finalmente la nueva legislación sobre autopistas de peaje diseñada por el Gobierno de Italia y que fue la que hizo suspender temporalmente la integración dado que afectaba a la valoración de Autostrade y, por tanto al canje de acciones fijado para la integración.

PRIMER GRUPO MUNDIAL DE CONCESIONES.

La integración de Abertis y Autostrade, acordada en abril de 2006, ya contaba con el visto bueno de las juntas de accionistas de ambas empresas y de la dirección de Competencia de la UE.

La compañía resultante, estaría participada mayoritariamente por la familia Benetton (24,9%), ACS (13%) y 'La Caixa' (11,7%), y supondría la creación del primer grupo mundial de infraestructuras, con una capitalización bursátil de 25.000 millones de euros y una facturación de 6.000 millones.

Según lo acordado en su día, el grupo fusionado se seguiría llamando Abertis y tendría sede tanto en Barcelona como en Roma, estaría presente en 16 países y gestionaría 6.713 kilómetros de autopistas, además de un conjunto de aeropuertos, aparcamientos, plataformas logísticas e infraestructuras de telecomunicaciones.

No obstante, el directivo del grupo español, controlado por ACS y 'La Caixa', aseguró que "aunque la fusión es importante" para Abertis, la compañía sigue en paralelo trabajando en distintos proyectos de concesiones de infraestructuras y avanzó que los resultados de la compañía correspondientes a 2006 serán "muy buenos", gracias a la favorable evolución del tráfico registrado en las autopistas y al despliegue de la televisión digital terrestre (TDT).