Publicado 09/03/2021 12:18CET

Agricultura.- AVA-Asaja cifra en 180 millones las pérdidas de los agricultores valencianos en el año de la covid

Archivo - Viña
Archivo - Viña - GVA - Archivo

El vino, frutas de hueso, caqui, aceite, almendra, cebolla, patata y algunas hortalizas son los cultivos más afectados

VALÈNCIA, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) ha cifrado en más de 180 millones de euros las pérdidas que han acumulado los agricultores y ganaderos de la Comunitat Valenciana durante el año de la pandemia de coronavirus.

Según ha informado la organización agraria en un comunicado, el cierre o las restricciones reincidentes del canal Horeca --principalmente establecimientos de restauración y turismo--, la cancelación de los mercados ambulantes de proximidad, la ralentización de las exportaciones y los sobrecostes en prevención o carga burocrática han supuesto un "mazazo" para la mayoría de los cultivos y ganaderías valencianas.

El presidente de AVA-Asaja, Cristóbal Aguado, ha destacado que la pandemia "recordó a la sociedad el papel esencial que cumple la agricultura a la hora de suministrar alimentos en suficiente cantidad y máxima calidad", pero considera que la clase política "no ha estado a la altura y su falso reconocimiento ni se ha traducido en precios justos ni en medidas de apoyo que alivien las pérdidas sufridas".

De hecho, ha asegurado que las ayudas destinadas por las distintas administraciones han sido "claramente insuficientes e, incluso en casos como los ganaderos de 'bous al carrer', discriminatorias por sectarismo ideológico".

AVA-Asaja señala que las producciones agrícolas más perjudicadas han sido el vino, las frutas de hueso, el caqui, el aceite, la almendra, la cebolla, la patata y algunas hortalizas. En especial, subraya la "crisis sin precedentes" del sector vitivinícola, donde las cotizaciones en origen se han hundido un 30 por ciento y hay productores que no han percibido ningún ingreso por la venta de sus uvas en estos doce meses.

MEDIDAS "EXTRAORDINARIAS"

Por ello, la organización reclama la puesta en marcha de medidas "extraordinarias" tanto para revitalizar el mercado del vino --destilación de crisis y vendimia en verde fundamentalmente-- como para garantizar la supervivencia financiera de las explotaciones a corto y medio plazo.

Asimimismo, detalla que el sector de flores y plantas ornamentales se vio "tremendamente golpeado" por la pandemia justo en los meses primaverales que concentran el 75% de la facturación anual. Algunos viveros "destruyeron toneladas de flores y plantas ante la imposibilidad legal de venderlas en la gran distribución pese a las demandas lanzadas desde AVA-Asaja y la entidad asociada ASFPLANT", según especifica.

En cuanto a la ganadería, los cierres continuados de la restauración han disminuido "de manera drástica" la demanda de carne y leche de los sectores ovino, caprino y vacuno, lo que ha "presionado" los precios a la baja. En esta línea, la supresión de los festejos de 'bous al carrer' y la negativa del Consell a destinar ayudas a estos ganaderos "ha forzado al sacrificio de más de 3.000 reses bravas", mientras que los apicultores también han padecido una rentabilidad "ruinosa" a causa de los bajos precios en el mercado internacional y de la mortandad de abejas.

Aguado ha lamentado que "tanto el Gobierno como la Generalitat Valenciana no hayan estado al lado del sector agrario sino, al contrario, hayan eludido sus responsabilidades a la hora de favorecer la puesta en marcha de medidas adicionales para la prevención y control de la Covid-19 en las diferentes campañas agrícolas y hayan decidido cargar con sobrecostes económicos y más burocracia a los productores".

Por contra, defiende que la agricultura valenciana "ha mantenido un comportamiento ejemplar para evitar contagios, ha colaborado de manera voluntaria con las labores de desinfección de las calles, ha llevado a cabo iniciativas solidarias con los más necesitados y, sobre todo, ha logrado que a pesar de los pesares no faltasen alimentos en la despensa de los ciudadanos".

"Eso merece un aplauso, pero los aplausos sirven de poco cuando está en juego la pervivencia de nuestras explotaciones. Además del aplauso, serían preferibles precios justos y ahí la clase política está fallando", ha criticado el presidente de AVA-Asaja.