Publicado 13/07/2021 15:26CET

Agricultura moviliza 44,8 millones de euros para apoyar a los sectores afectados por la crisis del Covid

Archivo - Campo andaluz
Archivo - Campo andaluz - Fundación Savia - Archivo

SEVILLA, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha presentado un informe al Consejo de Gobierno en el que se destaca que el Ejecutivo andaluz ya ha movilizado más de 44,8 millones de euros para ayudar a paliar los efectos causados por la pandemia de Covid-19 en los sectores agroalimentarios especialmente afectados por esta crisis.

Esto se ha traducido en el pago de distintas subvenciones a 11.145 agricultores y ganaderos, así como a casi 500 empresas de los sectores agrario, pesquero, acuícola y agroindustrial. A esto se añade la convocatoria de una línea específica de ayudas al ganado de lidia, aún por resolver.

El brote inicial de coronavirus y la consiguiente declaración del estado de alarma a nivel nacional e internacional provocó una profunda perturbación de la economía española, afectando a la oferta, por posibles interrupciones en las cadenas de suministro y en la movilidad de las personas, a la demanda de los consumidores y a los planes de inversión, desencadenando una ralentización de inversiones y obras, de nuevas plantaciones, inversiones en maquinaria, etc.

En definitiva, se produjo una falta de liquidez como consecuencia de cancelaciones y retrasos en las ventas que generó fuertes tensiones en las explotaciones agrarias y en las empresas agroalimentarias, así como en el sector pesquero.

La preocupación del Gobierno andaluz ante esta situación y su incidencia en las producciones y empresas andaluzas se tradujo en la urgente adopción de una batería de medidas por parte de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible para paliar los efectos negativos que la pandemia empezaba a tener sobre estos sectores esenciales para el conjunto de la sociedad.

La Junta de Andalucía identificó con prontitud a aquellos sectores agrícolas, ganaderos y agroindustriales que sufrían en mayor medida las consecuencias derivadas de la crisis sanitaria.

En una primera valoración se identificaron los correspondientes a la flor cortada y planta ornamental, la cría de vacuno, ovino y caprino y el porcino ibérico, toda vez que en lo que se refiere a las pymes agroindustriales se observaron severas afecciones en el sector vitivinícola-bodegas de vino, el sector porcino ibérico (secaderos de jamones, paletas y embutidos) y en los centros de manipulación de flores y plantas ornamentales.

Posteriormente, la prórroga del estado de alarma también acabó ocasionando pérdidas importantes en los sectores vitícola y del equino.

A través de la Medida 21 del Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Andalucía, en una primera convocatoria la Consejería la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible convocó, resolvió y pagó 32,9 millones de euros en ayudas. En una segunda convocatoria (abril 2021) se resolvieron 4,32 millones de euros a los sectores del viñedo y del equino.

Entre ambas convocatorias, la Junta de Andalucía ha pagado 37,2 millones de euros distribuidos entre 11.145 agricultores y ganaderos y 302 pymes, la mayor parte de ellas, empresas del sector vitivinícola (bodegas de vino), seguidas de aquellas centradas en el sector del porcino ibérico (secaderos de jamones, paletas y embutidos) y de centros de manipulación de flores y plantas ornamentales.

Además de ello, la Consejería publicó el pasado mes de junio la convocatoria, dotada con 4 millones de euros, para asistir al sector del ganado bravo, que ha sufrido grandes pérdidas económicas por la suspensión de la celebración de fiestas populares y por el incremento de costes ligados al aumento de animales en las fincas.

Para la Junta, todo ello está poniendo en peligro este valioso patrimonio genético, la labor medioambiental del toro bravo, el tejido rural asociado a esta ganadería y, en definitiva, a un sector económico importante para Andalucía.

La Junta estima que con estas ayudas se verán beneficiadas alrededor de 150 explotaciones ganaderas repartidas en hasta 136 municipios andaluces.

SECTORES DE LA PESCA Y LA ACUICULTURA

Por otro lado, la Consejería también ha activado medidas de ayuda para los sectores de la pesca y de la acuicultura. En este sentido, destaca la resolución de las convocatorias correspondientes a 2019 y 2020 de las ayudas dirigidas a las organizaciones de productores pesqueros (OPP), por un importe global de 1,98 millones de euros y de las que se han beneficiado siete organizaciones en cada una de las dos convocatorias.

Además, la crisis sanitaria motivada por Covid-19 también ha provocado una profunda perturbación del sector acuicultor en particular, afectando de manera decisiva a la demanda de productos, especialmente por el cierre del canal Horeca, donde existen productos acuícolas que son comercializados principalmente a través del mismo, lo que ha generado problemas de liquidez.

Por este motivo, la Consejería activó ayudas para compensar a los acuicultores que hayan visto reducidos sus ingresos por ventas en al menos un 20% en el periodo comprendido entre el 14 de marzo y el 31 de julio de 2020, respecto a la media de sus ingresos por ventas en el mismo periodo de referencia de los tres años anteriores a 2020, con el fin de garantizar la continuidad de su actividad empresarial, o respecto al periodo de referencia del año anterior para empresas con menos de tres años de actividad.

La ayuda consistirá en el pago del 50% de la pérdida de ingresos de la empresa productora, sobre la base de las solicitudes de ayuda aprobadas por la autoridad competente en materia pesquera.

De esta forma, la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha concedido al sector de la acuicultura ayudas por importe de 1,42 millones de euros mediante dos convocatorias de las que se han beneficiado hasta 16 empresas.

OTRAS AYUDAS AL SECTOR AGRARIO

Por otro lado, la Consejería también ha puesto en marcha otras medidas paralelas para colaborar con el sector agrario como la campaña de promoción de carne de cordero mediante la cual la Junta ha respaldado el consumo de este producto con la distribución en Andalucía de 10.000 raciones.

La iniciativa, en colaboración con Cáritas y las cooperativas, tuvo un objetivo doblemente solidario, de apoyo social, a los colectivos más vulnerables y al sector cárnico, muy dañado por la pandemia del Covid-19.

La distribución de esta campaña se realizó en los diez centros sociosanitarios gestionados por Cáritas en Andalucía, alcanzando el coste de esta actuación, ejecutada a través de la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía (Agapa), los 14.900 euros.

Por último, la agencia Agapa también contrató de emergencia servicios de transporte por un importe superior a los 160.000 euros con el fin de facilitar el traslado de 17.000 trabajadores de la agricultura, la ganadería y la pesca, cuyos movimientos habían quedado muy limitados como consecuencia del estado de alarma decretado por el Gobierno de la Nación.

Contador