Publicado 02/03/2021 17:16CET

El buque Miguel Oliver inicia la campaña 'Pelago21' para la estimación del ecosistema pelágico en el Golfo de Cádiz

Archivo - Buque oceanográfico 'Miguel Oliver'
Archivo - Buque oceanográfico 'Miguel Oliver' - MINISTERIO DE AGRICULTURA, PESCA Y ALIMENTACIÓN

CÁDIZ, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

El buque de investigación oceanográfica Miguel Oliver, del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, ha comenzado este martes desde el Puerto de Cádiz la campaña 'Pelago21', para llevar a cabo la estimación y distribución del ecosistema pelágico de la costa portuguesa y Golfo de Cádiz, a través de la evaluación de los recursos pesqueros y la caracterización de comunidades planctónicas.

Según ha explicado en una nota, 'Pelago21', que se pone en marcha por segundo año consecutivo, se enmarca en el Programa anual de muestreo biológico de Portugal y se va a desarrollar bajo la dirección científica del Instituto Portugués do Mar e da Atmosfera (IPMA).

El objetivo principal de esta campaña, que se prolongará hasta el 22 de marzo, es la determinación de la abundancia y características de las principales especies de peces pelágicos, como sardina, anchoa, jurel, caballa o bacaladilla. Para ello, se utilizará el método de ecointegración, utilizando el equipamiento de sondas del buque.

Las muestras para los estudios biológicos se obtendrán mediante pescas pelágicas, para identificar especies y recolectar muestras para caracterizar los ejemplares por longitud, edad y madurez sexual. Asimismo, para el estudio de la distribución de huevos de sardina y anchoa se utilizará un muestreador en continuo 'CUFES', para poder determinar su área de puesta. Al mismo tiempo, se recogerán datos que van a permitir conocer las características de la columna de agua.

CAMPAÑAS DE INVESTIGACIÓN

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación considera imprescindibles los trabajos de estas campañas de investigación para conocer mejor nuestros mares y océanos y garantizar una gestión sostenible de los recursos pesqueros a largo plazo.

Para ello, la Secretaría General de Pesca mantiene un importante esfuerzo material y humano para facilitar el desarrollo de estas campañas a bordo de sus buques de investigación oceanográfica.

El buque Miguel Oliver, junto al Vizconde de Eza y el Emma Bardán, forman la flota de barcos de investigación gestionada por la Secretaría General de Pesca. Con 70 metros de eslora y 12 de manga, el Miguel Oliver cuenta con un equipamiento tecnológico puntero para la navegación y para la investigación pesquera y oceanográfica.

Está equipado con tres ecosondas, tres radares y seis laboratorios, además de un sofisticado sistema de posicionamiento y navegación. Está calificado como buque ecológico y silencioso por la sociedad de clasificación Bureau Veritas y cumple la normativa ICES 209 sobre emisión de ruidos y vibraciones en barcos de investigación.