Publicado 16/04/2021 13:10CET

Hosteleros de Sevilla, "arruinados y desmoralizados": "La Junta no puede tomar esas medidas de un día para otro"

El presidente de la Asociación de Hostelería de Sevilla, Antonio Luque
El presidente de la Asociación de Hostelería de Sevilla, Antonio Luque - ASOCIACIÓN DE HOSTELERÍA DE SEVILLA

"La hostelería de Sevilla y su provincia está indignada por las formas de la Administración"

SEVILLA, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asociación de Hostelería de Sevilla, Antonio Luque, ha llamado la atención sobre la crítica situación que viven los hosteleros, "que se están arruinando" ante la actual coyuntura provocada por el coronavirus y ha instado a la Junta a abordar con el sector las medidas antes de ponerlas en marcha ya que "no puede tomar estas restricciones de un día para otro", teniendo en cuenta que ya contaban con las contrataciones y las compras de alimentos realizadas para estos días en los que había importantes reservas en los locales al ser la semana en la que se hubiera celebrado la Feria de Abril.

Junto al vicepresidente ejecutivo de la asociación, Manuel Castilla, Luque ha señalado que las nuevas restricciones anunciadas por la Junta para los municipios que se hallen en nivel 3 de alerta grado 1 recogen restricciones de aforo y cierre de los bares y comercios no esenciales a las 20,00 horas. "En el pasado Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) se inventaron eso del nivel 3.1, cuando no tiene ningún sentido", subraya Luque, que se pregunta qué diferencia existe entre las 28,00 y las 22,00 horas y si "el virus es más efectivo a partir de las 20,00 horas".

Además, recuerda que "va a seguir el toque de queda a las 23,00 horas y la gente en la calle, fiestas privadas, los chalets llenos de personas, botellones y gente en el río". "Estamos muy indignados, cansados y desmoralizado", recalca.

El también vicepresidente de la patronal a nivel regional añade que la hostelería de Sevilla y su provincia "está indignada por las formas". "No pueden anunciar el jueves que entra en vigor el viernes con la que nos estamos jugando en el momento que nos encontramos tan crítico, donde además aún no han llegado a la ayuda directa al bolsillo de los hosteleros", avisa, añadiendo que gracias a su movilización se ha conseguido que se retrase al domingo.

"Es una falta de respeto al sector cuanto todo el mundo ya ha contratado el personal, la comida y las bodas organizadas. Siempre somos la cabeza de turco y estamos desesperados. ¿Qué trabajo cuesta dialogar con la hostelería [antes] de tomar medidas?", insiste, añadiendo que el sector se comporta "con la responsabilidad que pide la Junta Andalucía, pero se nos culpa de los contagios cuando hay ciudades en Europa que llevan cinco meses cerradas la hostelería y tienen más contagios de nosotros". "Ya está bien de criminalizar al sector de la hotelería, que nos estamos arruinando", sentencia.

Luque se pregunta cómo se le dice a una persona que se casa al día siguiente que "su evento tendrá la mitad de personas al día siguiente", mientras que los bares estaban "con muchas reservas" y las compras de comida realizadas ante la llegada de muchas familias y amigos que iban a ir a los bares "para tomarse un pescado en el marco de la semana que se iba a celebrar la feria". "El un bar no se mantiene con un sábado con la terraza de veladores, porque vale mucho dinero tener un negocio abierto y desde el lunes están vacíos", apostilla.

"No podemos aguantar más, tenemos una deuda increíble y los picos de contagios no tienen nada que ver con la tercera ola para que se no vuelva a castigar a nosotros", insiste.

Por último, ha mostrado su sorpresa porque en la vacunación, donde los políticos "se tienen que poner las pilas", no se haya priorizado a los hosteleros. "Parece como si fuéramos de tercera división. Siempre somos los últimos", concluye, añadiendo que trabajan en un ambiente donde los clientes están permanentemente poniéndose y quitándose mascarillas, con el riesgo que esto pudiera conllevar ante la Covid-19.