Publicado 25/02/2021 19:44CET

Ribera pide "abandonar debates estériles" y propone un grupo de trabajo técnico para lograr un nuevo modelo para el lobo

La ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, y el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, comparecen en el Senado para analizar la protección del lobo ibérico y de la tórtola europea.
La ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, y el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, comparecen en el Senado para analizar la protección del lobo ibérico y de la tórtola europea. - MITECO

Lamenta que la situación de la tórtola no genere el mismo debate que el lobo tras su declive poblacional por el que España puede ser sancionada

   MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha pedido a los grupos parlamentarios "abandonar debates estériles" hasta que se apruebe la orden ministerial que incluirá al lobo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Lesrpre) y buscar "soluciones" a la coexistencia de la especie con la ganadería, un tema que es "de alta sensibilidad social".

   Durante su intervención junto al ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, en una comparecencia conjunta en el Senado, Ribera ha manifestado que después de años de poner un "velo de invisibilidad al mundo rural" es preciso corregir "tendencias injustas" y "no tergiversar el debate" entre el lobo y la ganadería extensiva, una actividad de "gran interés" social, económico y ambiental.

GRUPO DE TRABAJO

   En ese contexto, ha propuesto trabajar "juntos" para resolver un problema "prioritario para el Gobierno", que es de "alta sensibilidad social" e impulsar un nuevo modelo de gestión que mejore la coexistencia de forma "predecible" y "solvente" para la especie y para personas que viven donde habita el lobo.

   Para ello, ha anunciado que ha propuesto crear un grupo técnico de trabajo sobre el lobo que ultime la estrategia de gestión para lograr un "modelo armonizado" de gestión y conservación de la especie del que formará parte el MITECO, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), la Administración General del Estado, investigadores y técnicos, que trabajarán en coordinación con las comunidades autónomas.

   Este grupo, según ha explicado, deberá ultimar la elaboración y actualización del censo estatal junto con censos autonómicos; proponer un procedimiento común para tramitar los pagos por daños y proponer un sistema de tasación de daños común en toda España, al tiempo que podrá emitir recomendaciones.

   En todo caso, ha subrayado que el nuevo estatus del lobo supondrá que deja de ser objeto de aprovechamiento cinegético, lo que no impedirá que allí donde se considere y justifique previamente puedan efectuarse "controles" poblacionales. En materia de gestión, asegura que conllevará un "marco común" que evitará las "desigualdades de trato" a la especie y los daños que esta produce.

   En este contexto, ha defendido la "transparencia" y el cumplimiento de la ley en el procedimiento realizado desde septiembre de 2019 hasta la aprobación en votación en el Comité Estatal Patrimonio Natural y Biodiversidad de la propuesta para incluir al lobo en el citado listado.

   Por ello, considera que en estos próximos meses se debería "propiciar los contactos, las consultas" y hacer un "esfuerzo para consolidar consensos" para alcanzar "la mejor decisión".

TÓRTOLA EUROPEA EN DECLIVE

   Respecto a la situación de la tórtola, un aspecto que también figuraba en el orden del día de la Comisión conjunta de Ribera y Planas, la vicepresidenta lamenta su situación "dramática" y "mal resuelta" y lamenta que no haya desatado "tanto interés a pesar del preocupante estado" de la especie, cuyo "drástico declive" ha motivado la apertura de un expediente de infracción a España por parte de la Comisión Europea.

   Así, ha explicado que la Comisión Europea considera que España debe "esforzarse" en protegerla tórtola al no haber adoptado las "medidas suficientes" tras perder desde 1980 un 80 por ciento de sus poblaciones. Y precisamente, a la vista de este procedimiento de infracción y de la solicitud previa que había hecho en 2015 SEO/BirdLife respecto a la especie, el 4 de febrero, en la misma reunión que decidió la protección del lobo, el Ministerio volvió a plantear la inclusión de la tórtola en tal listado.

   "Lamentablemente nuestra propuesta de resolución no fue respaldada por la mayoría, por lo que no hemos podido continuar con el expediente de catalogación a diferencia de lo que sí ha ocurrido con el lobo", ha expresado la vicepresidenta, que ha confesado sentir "cierta amargura y frustración ver como se somete a votación y se pierde una cuestión tan incontestable científicamente como la evolución de la especie" que vive un ritmo de declive "sumamente importante".

   Por su parte, el ministro para la Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, considera que la estrategia del lobo ha quedado "desactualizada" y ahora debe pactarse una nueva con el mayor consenso posible y profundizar en las necesidades concretas de los ganaderos de las zonas afectadas.

   "He comprobado con los ganaderos que no quieren solo aceptar pagos compensatorios y yo lo entiendo. Quieren soluciones. Y por eso en una estrategia coherente se debe dar respuesta", ha manifestado Planas, que apuesta por acometer un trabajo "sosegado y robusto" partiendo de la necesaria evidencia científica pero con la escucha a las administraciones, las organizaciones y los ganaderos que conviven con el lobo.

   Respecto a la tórtola, Planas ha indicado que su Departamento está

   "totalmente implicado" en la recuperación de su población, ya que podría conllevar una sanción por parte de la Comisión Europea a España. En ese sentido, ha subrayado la importancia de las órdenes de veda y ha anunciado su intención de reunir en las próximas semanas a las comunidades autónoma, que tienen las competencias exclusivas en caza y pesca, con los representantes del sector cinegético para analizar los "mecanismos adecuados" para recuperar esta situación.

   Para titular de Agricultura, la preocupación por la tórtola es "compartida" por las ONG y por los cazadores, aunque es un tema "complejo" en el que no hay una "respuesta sencilla", por lo que ha abogado por "incluir a todos los actores, las comunidades autónomas, pero también a los cazadores, "que tienen algo que decir".

   En su turno, el senador del grupo parlamentario vasco Juan Carlos Medina, ha expresado su oposición a que el lobo pueda volver al País Vasco, donde la especie no tiene "lugar" por las características de su territorio. "No todas las zonas son aptas para todas las especies", considera el senador, que opina que la vuelta del lobo haría "inviable" la ganadería extensiva en su comunidad autónoma.

   Así, ha acusado al Ministerio de no buscar el consenso ni atender a las demandas de las comunidades autónomas sino de forzar las votaciones para acelerar la inclusión del lobo en el Lesrpre. "Su posición ideológica es lícita, pero no se entiende", ha apostillado.

   Por su parte, el senador del Partido Popular, Jorge Domingo Martínez Antolín, ha mostrado la "oposición total" de su partido al proceso de votación que tuvo lugar el 4 de febrero y cree que la decisión estuvo "dirigida y orquestada" por la ministra Ribera para "satisfacer los caprichos de grupos ecologistas".

   De esta forma, ha insistido en la falta de consenso inicial dentro del Gobierno inicialmente al conocerse la máxima protección al lobo y ha instado al ministro Planas a dejar "clara" su postura sobre si defiende a los ganaderos.

   Además, el senador 'popular' se opone al uso de financiación procedente de la PAC para compensar a los ganaderos afectados. "La PAC no se debe tocar y las líneas de ayuda que vengan, que sean de los Ministerios que lo van a sacar adelante como es el de Transición Ecológica", ha indicado.

   Por su parte, el senador del PRC, José Miguel Fernández, ha subrayado que la "inclusión del lobo en el Lesrpre no se sostiene sobre ningún argumento". "Es una decisión unilateral sin consenso y sin base científica", ha indicado, criticando también cómo se llevó a cabo la votación en la comisión para la inclusión de la propuesta de aumentar la protección del lobo y ha advertido de que el sector está "cansado de parches" porque quiere "vivir dignamente de su trabajo".