Publicado 09/04/2021 18:29CET

UGT lamenta que la ley de cambio climático llega con un atraso "inaceptable de casi 10 años", sin ambición ni recursos

Endesa aplica el concepto Agrivoltaica a sus plantas renovables en Andalucía
Endesa aplica el concepto Agrivoltaica a sus plantas renovables en Andalucía - ENDESA

   MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

   UGT considera que la Ley de cambio climático y transición energética llega con un atraso "inaceptable de casi diez años" además de con una falta de ambición en los objetivos de reducción de emisiones ni recursos suficientes para acometer la necesaria adaptación, al tiempo que considera que debe apostar por la transición justa.

   A su juicio, la ley aprobada este jueves por la Comisión para la Transición Ecológica del Congreso de los Diputados puede ser un instrumento que genere "oportunidades para crear empleo verde y de calidad" para la "necesaria" recuperación verde y justa de la crisis provocada por la pandemia, al tiempo que reclama que la ley otorgue "estabilidad y certidumbre".

   El sindicato reivindica que aspectos como la Transición Justa, la creación de un Comité de Expertos de Cambio Climático y Transición Energética o el desarrollo de energías renovables sean potenciados teniendo en cuenta la perspectiva social, el empleo y la igualdad. "Solo de esta forma, atajando el problema desde diferentes áreas que se complementan, podremos transformar nuestro sistema productivo y lograr el gran reto que tenemos que acometer", señala la organización en un comunicado en el que insiste en que la transición ecológica ha de suponer una transformación "sin precedentes" a nivel global y crear un sistema productivo y una sociedad más justa.

   No obstante, celebra que la Estrategia de Transición Justa que se revisará cada cinco años se basará en la participación de las comunidades autónomas y de los agentes sociales.

   Por el contrario, critica que las medidas de descarbonización y de adaptación al cambio climático no pareza que vayan a contar con los recursos, la planificación y la anticipación necesarias para evitar que nadie se quede en el camino. Por ello, urge a centrarse en los sectores y colectivos más vulnerables, en los territorios afectados y en los trabajadores y las trabajadoras.

   En ese sentido, reclama soluciones para facilitar la diversificación económica y el desarrollo, contando con la participación real y efectiva de los agentes sociales durante todo el proceso. El sindicato reivindica asimismo que aspectos como la Transición Justa o el desarrollo de energías renovables sean potenciados.

   Por otro lado, califica de "poco ambicioso" el objetivo de reducción de emisiones de CO2 (23% respecto a las emisiones de 1990) porque "no tienen en cuenta las posibilidades que abren los fondos europeos de recuperación" y el objetivo de la UE que fija una rebaja del 55 por ciento de las emisiones en 2030.

   Finalmente, el sindicato lamenta que en la ley apenas se haga mención a la economía circular, puesto que considera que la lucha contra la emergencia climática y la economía circular deben ir de la mano, potenciándose mutuamente.