RSF denuncia la "apatía y duplicidad" de Occidente y la ONU ante los ataques a la libertad de expresión

AP
Actualizado 13/02/2008 10:30:02 CET

El informe anual afirma que la cifra de periodistas muertos en 2007 es la mayor desde 1994 y "2008 podría ser aún más duro"

MADRID, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

La organización Reporteros sin Fronteras (RSF) denunció hoy "la impotencia, la apatía y la duplicidad" de las potencias occidentales y de las instituciones internacionales para defender la libertad de expresión. Asimismo, aseguró que 2007 fue un "año violento en todos los aspectos", ya que "hay que remotarse hasta 1994 para encontrar una cifra más alta" de periodistas muertos, y advirtió de que es "poco probable" que en los próximos meses mejoren las condiciones para ejercer el periodismo.

"La cobardía de algunos Estados occidentales y grandes instituciones internacionales perjudica a la libertad de expresión", declaró el secretario general de Reporteros sin Fronteras, Robert Ménard, en el prefacio del Informe Anual 2008 de la organización, presentado este miércoles. "Resulta preocupante la falta de determinación de las democracias para defender los valores que se supone tendrían que encarnar", añadió.

En el informe, Reporteros lamentó la "duplicidad" de Naciones Unidas, "cuyo Consejo de los Derechos Humanos capituló frente a algunos países, como Irán o Uzbekistán" en Ginebra, al tiempo que denunció la impotencia de la Unión Europea frente a los "tiranos que no parpadean ante las amenazas de sanciones".

Según la organización, "2007 fue un año violento en todos los aspectos", sobre todo debido al "cada vez mayor número de periodistas muertos". "Hay que remontarse hasta 1994 para encontrar una cifra más alta", aseguró RSF.

Las cifras presentadas por la organización el pasado mes de enero, y actualizadas cada día, revelan que en 2007 fueron asesinados 87 periodistas (47 de ellos únicamente en Irak) y 20 colaboradores de medios, un incremento del 244 por ciento en los últimos cinco años. En lo que va de 2008 ya se han registrado cuatro periodistas muertos, en Afganistán, Pakistán, Irak y Nepal.

Esta violencia se debe, según el informe, al "radicalismo de las decisiones de algunos gobernantes". "Varios periodistas fueron condenados a la pena capital, dos murieron en la cárcel por falta de cuidados y otros fueron condenados a largas penas de encarcelamiento sin siquiera haber podido defenderse", destacó RSF.

Aparte, "los Estados represivos no son los únicos enemigos de la libertad de prensa". "La lista es incluso muy larga: grupos religiosos extremistas, narcotraficantes, mafias, bandas, movimientos independentistas, rebeliones armadas, políticos corruptos y agresivos servicios secretos", manifestó.

"Por eso, el año pasado fue muy duro para los periodistas", resumió RSF. "Desgraciadamente, 2008 debería serlo aún más", ya que, "sin ninguna resignación, tenemos que reconocer que es extremadamente poco probable que en el curso de los próximos meses mejoren las condiciones para ejercer el oficio de periodista", agregó.

El informe --que analiza la situación de la libertad de prensa en 2007, con estudios regionales y capítulos concretos sobre 98 países, incluidos los Estados de la Unión Europea y Estados Unidos-- será presentado este miércoles en Washington y Berlín, en sendas ruedas de prensa a las que asistirán periodistas iraquíes, chinos, eritreos, paquistaníes, rusos y zimbabueños.

PROCESOS ELECTORALES

Entre las principales preocupaciones de cara a 2008, RSF llama la atención sobre la violencia que podría afectar a los periodistas con motivo de la celebración de importantes elecciones en Pakistán (18 de febrero), Rusia (2 de mazo), Irán (14 de marzo) y Zimbabue (29 de marzo), "países cuyos dirigentes desprecian a los periodistas independientes".

"Son muy pocos los Estados que todavía se atreven a manipular descaradamente las votaciones", afirma la organización. "Los fraudes son menos visibles, preparados con mucha antelación, y lo más frecuente es que consistan en una sabia mezcla de falsificación de las listas electorales, presiones sobre las comisiones que revalidan la votación y control de los medios de comunicación", prosigue. Por ello, en los períodos de campaña electoral "la prensa ocupa el centro de todas las atenciones, y sirve de chivo expiatorio a los partidarios descontentos de los candidatos en liza".

En cuanto a Rusia, la organización lamenta que "la dependencia energética de la Unión Europea refuerza a Moscú". Por ello, el presidente Vladimir Putin "siente que le crecen alas y sabe que es libre de conducir al país a su aire, sin tener que rendir cuentas a nadie". Ante ello, "sus detractores no pueden hacer otra cosa que callar, si no lo hacen de buen grado, el dinero y las amenazas se encargarán de obligarles", denuncia Reporteros.

El riesgo de represión contra periodistas, según RSF, es también alto en los procesos electorales de Pakistán, cuyo presidente Pervez Musharraf "hace todo lo necesario para asegurarse ganar las votaciones"; en Irán, cuyo mandatario, Mahmud Ahmadineyad, intenta "reducir el impacto de los medios antes de las elecciones legislativas de mediados de marzo"; y en Zimbabue, donde el presidente Robert Mugabe "no consigue la unanimidad ni siquiera dentro de su partido".

PAÍSES EN CONFLICTO E IMPUNIDAD

El informe denuncia también la inseguridad que sufren los periodistas que cubren los conflictos que están abiertos, especialmente en Sri Lanka, los territorios palestinos y Somalia, pero también en Níger y Chad y, "naturalmente, Irak".

"Cinco años después de la invasión norteamericana Irak continúa enterrando a sus periodistas", afirma Reporteros. "Todas las semanas, o casi, matan deliberadamente a un reportero iraquí, o muere en un atentado", mientras que "los enviados especiales extranjeros, mejor protegidos y menos numerosos que al comienzo de la guerra, se ven menos afectados", prosigue. "Al parecer, los periodistas iraquíes son muy lúcidos y no esperan ninguna mejora notable antes de que pasen años", advierte el informe.

Asimismo, Reporteros sin Fronteras denuncia la impunidad de que gozan tanto los asesinos de periodistas como sus instigadores. En este sentido, recordó que este año deberían celebrarse "dos juicios determinantes" contra los presuntos asesinos del periodista turco armenio Hrant Dink y de la periodista rusa Anna Politkovskaya. Ambos crímenes "tienen que resolverse de forma ejemplar", ya que de cómo acaben "depende, en parte, el futuro de los periodistas, y no sólo los turcos y los rusos", asevera la organización.

EUROPA Y AMÉRICA

Respecto a la situación en la Unión Europea, el informe lamenta la intensificación de los acciones judiciales contra el derecho a proteger el secreto de las fuentes. "En Francia, Alemania e Italia se han producido interrogatorios y registros en las redacciones o en el domicilio de periodistas", una práctica que las instituciones judiciales consideran "aceptable, particularmente cuando se ha violado un secreto". Por ello, Reporteros sin Fronteras considera "más necesaria que nunca la adopción de una legislación europea que proteja eficazmente ese fundamento esencial de la libertad de prensa".

En cuanto a América, el informe afirma que siete periodistas de este continente pagaron con la vida el ejercicio de su profesión en 2007, frente a los dieciséis de 2006. "México mantiene una vez más su puesto de país más letal", con dos periodistas asesinados y tres desaparecidos en plena campaña policial y militar contra el narcotráfico.

En lo referente a Colombia, RSF afirma que, "a imagen y semejanza de sus enemigos jurados de la guerrilla de las FARC", los paramilitares "son unos temibles predadores de los medios de comunicación, y en particular de los que consideran hostiles al Gobierno de Alvaro Uribe". El informe denuncia también la "guerra mediática" iniciada por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y "la excepción cubana".