Actualizado 23/09/2008 19:57 CET

Los 32 estudiantes de la UAB expedientados por protestar contra el Plan de Bolonia tendrán su dictamen en noviembre

BARCELONA, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los 32 estudiantes expedientados el pasado curso por las protestas contra el Plan Bolonia tendrán su dictamen en noviembre, según anunció hoy el rector de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), Lluís Ferrer.

Ferrer explicó que los estudiantes realizaron alegaciones a la decisión de la universidad, por lo que no se sabrá ninguna resolución hasta que el proceso termine su curso natural, fecha estimada hoy por el rector en noviembre.

"Esperemos que las negociaciones vayan bien, si no habrá que imponer las sanciones que toquen", dijo el rector, quien comentó la posible intervención de "vías de acuerdo" como el Síndic de Greuges, Rafael Ribó.

La mayoría de expedientes se incoaron a estudiantes de letras por el boicot que protagonizaron estudiantes a la Junta Permanente de la Facultad de Letras para abordar el Plan Bolonia. El resto están vinculados a protestas tras el Consejo de Gobierno de la universidad.

La crítica de los estudiantes es que los expedientes se aplican bajo un decreto del año 1954 que --según ellos-- prevé medidas disciplinarias graves como la inhabilitación temporal o perpetua, la prohibición a examinarse, pérdida de becas o expulsión".

No obstante, el rector no pudo ni asegurar ni desmentir que alguno de los dictámenes comporten la expulsión de alumnos.

En todo caso, el centro explicó recientemente que la legislación no prevé sanciones permanentes, es decir la expulsión de los alumnos para siempre, y el máximo castigo podría ser una retirada temporal de matrícula.

PROFESORES EN ACUERDO

Ferrer no escondió que dentro del ámbito universitario existen posiciones contrarias a la aplicación de Bolonia por parte del profesorado, aunque subrayó que "la mayoría" está de acuerdo a su implantación.

Según el rector hay dos tipos de oposición a Bolonia, la "filosófica" que ahonda en ideas sobre los beneficios y los perjuicios del plan, y la "práctica", según la cual los profesores cuestionan la aplicación en un marco de "tiempo y recursos".