Actualizado 01/08/2008 16:58 CET

Bruselas pide revisar la legislación europea sobre las sustancias que dañan la capa de ozono

BRUSELAS, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea pidió hoy revisar el reglamento sobre la protección de la capa de ozono y las sustancias que la agotan. El objetivo es simplificar la legislación vigente y actualizarla tras los avances logrados en la eliminación de las sustancias que afectan a la capa de ozono en la Unión Europea.

Aunque el Ejecutivo comunitario reconoce avances importantes, también señaló en un comunicado la persistencia de diversas dificultades, algunas relacionadas con el cambio climático, que deben superarse no sólo en la UE sino en todo el mundo. Bruselas indicó que se espera que la capa de ozono recupere sus niveles anteriores a 1980 para 2050-2075.

El comisario europeo de Medio Ambiente, Stavros Dimas, defendió que la eliminación de las sustancias que dañan la capa de ozono se ha logrado en la UE "sin grandes trastornos para los productores y los consumidores". A juicio de Stavros, esta circunstancia "prueba que el desarrollo sostenible es factible y debe seguir persiguiéndose" y que "no se debe bajar la guardia" ante otras sustancias similares "que siguen estando presentes en nuestros productos", tales como los refrigeradores y los materiales de aislamiento de los edificios.

Con esta propuesta, la Comisión pretende aclarar algunas de las disposiciones del reglamento europeo actual como, por ejemplo, las exenciones y excepciones al uso de sustancias que agotan la capa de ozono y las condiciones bajo las que éstas pueden importarse y exportarse. La revisión ajusta el Reglamento a los acuerdos internacionales más recientes e "incluye medidas adicionales para prevenir el comercio y utilización ilegales" de estas sustancias.

Según el Ejecutivo comunitario, la revisión de las sustancias que siguen presentes en la Unión permitirá evitar unas emisiones "equivalentes a más de cien millones de toneladas de CO2 cada año". Para ello, Bruselas colaborará estrechamente con los Estados miembros y otros países que sean partes en el Protocolo de Montreal --que obliga a sus signatarios a eliminar gradualmente las sustancias que dañan la capa de ozono --.