20 de febrero de 2020
 

Consejo.- El Gobierno plantará 45 millones de árboles hasta 2012 que reforestarán 61.000 hectáreas

Actualizado 12/09/2008 17:00:09 CET

MADRID, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, anunció hoy en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros que el Gobierno ha aprobado hoy un plan para plantar 45 millones de árboles que permitirán reforestar más de 61.300 hectáreas de la geografía española y generará cerca de 3.000 puestos de trabajo directos.

De la Vega añadió que este plan se llevará a cabo desde 2009 hasta la primavera de 2012 y tendrá una financiación de 90 millones de euros, cifra que da "buena cuenta" de la "clara apuesta del Gobierno por la defensa y por la protección de nuestra biodiversidad".

El plan, que afectará a especies arbóreas autóctonas de la flora peninsular, balear y canaria, servirá para luchar contra el cambio climático y además creará unos 3.000 nuevos puestos de trabajo, o directos asociados al mantenimiento y a la gestión de los espacios restaurados.

En ese sentido, la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, precisó que las plantaciones se realizarán "especialmente en dominios públicos gestionados por la Administración General del Estado, así como montes comunales y montes patrimoniales de Ayuntamientos y Corporaciones Locales, a través de convenios específicos suscritos en el seno del Programa 'Más Biodiversidad 2010'.

El Gobierno indicó además que esta reforestación se realizará de forma complementaria a los Programas de la Administración General del Estado y de las Comunidades Autónomas en el marco del Plan Forestal Español.

La acción permitirá mitigar la desertificación del territorio al aplicar una de las directrices del Programa de Acción Nacional de Lucha contra la Desertificación, permitiendo reducir el nivel de riesgo de erosión, así como consolidar y recuperar la potencialidad del suelo. Además, conseguirá la fijación de carbono atmosférico y la lucha contra el cambio climático, al captar dióxido de carbono y fijándolo a largo plazo en una cantidad estimada en 3,6 millones de toneladas de CO2.

Por otra parte, el plan repercutirá en la recuperación e incremento de la biodiversidad y de los ecosistemas autóctonos, en la mejora y preservación del paisaje, y en la consolidación de corredores ecológicos y potenciará la colaboración con un desarrollo rural ambientalmente sostenible tanto por la inversión, como por el empleo asociado al mantenimiento y gestión de los espacios restaurados.

Con este Plan se da respuesta a los compromisos asumidos por España en los campos de la biodiversidad y de la lucha contra la desertificación y el cambio climático, permitiendo dar empleo al capital humano excedente de otros sectores, equivalente a 670.000 jornales de trabajo.