Actualizado 02/04/2008 16:23 CET

Delegado del Gobierno apunta posibles sanciones a los manifestantes contra el realojo de gitanos en La Coruña

LA CORUÑA, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno en Galicia en funciones, Manuel Ameijeiras, señaló hoy que las personas identificadas en las manifestaciones contra el realojo del poblado chabolista de Penamoa, en las que se cortó el tráfico en la Avenida Alfonso Molina, de acceso y salida de la ciudad de La Coruña, se enfrentan a posibles sanciones "administrativas e incluso judiciales" tras una convocatoria "ilegal".

Ameijeiras señaló que no existen cálculos de posibles detenidos, pero expresó su deseo para que el número sea "pequeño". "La Policía tiene su cometido de luchar contra la delincuencia y así actuará", señaló el delegado, quien añadió que "se pide que todas las manifestaciones se comuniquen para preservar ese derecho y no se produzcan hechos que se puedan lamentar".

Sin embargo, criticó los cortes de tráfico, ya que son "ilegales e ilícitos". "He dado orden a la Policía de no permitir los cortes, ya que van contra el interés general y contra el propio interés de los manifestantes", aseguró Ameijeiras.

Al respecto del conflicto que supone el realojo de familias del poblado de Penamoa, el delegado señaló que se trata de un "trabajo concienzudo, técnico y complejo" en el que se necesita la colaboración de todos, "de los ciudadanos y de los partidos políticos", al igual que el trabajo "complementario e importante" de la Policía.