Actualizado 30/05/2008 10:02 CET

EEUU.- Un tribunal estadounidense ordena que los niños de la secta tejana regresen a sus hogares

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

La Corte Suprema del estado de Texas dictaminó ayer que los más de 450 niños separados de sus padres polígamos por orden judicial deben ser restituidos a sus hogares en la sede de una secta cristiana polígama, la Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en abril pasado.

El fallo sigue la línea de una decisión judicial anterior por una corte de menor rango. Funcionarios gubernamentales aseguraron tras la incursión en la secta que las niñas menores de edad estaban siendo obligadas a tener relaciones sexuales. Según el fallo previo del tribunal de menor rango, las autoridades no habían demostrado que los niños estaban en riesgo inmediato de abuso.

La anterior es la única causa contemplada en la legislación de Texas para separar a los niños de sus padres sin un acuerdo previo. La Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días fue sometida a una serie de allanamientos en abril pasado, luego que la policía recibiera la llamada telefónica de una joven de 16 años que denunció haber sido violada.

Las autoridades de Texas insistían en seguir con la custodia de los menores de edad ya que argumentan que la secta polígama incita a las jóvenes menores de 18 años a casarse con hombres mucho mayores y además tener la mayor cantidad de hijos posibles. La secta, de unos 10.000 miembros, se escindió de la principal iglesia mormona hace más de un siglo.

Sus miembros creen que un hombre debe tener por lo menos tres esposas a fin de ascender al cielo. Por su parte, a las mujeres se les enseña que el camino al cielo depende de la sumisión hacia el marido.