Actualizado 03/02/2009 19:39 CET

El ex Defensor del Menor Javier Urra ve "necesarios" nuevos reglamentos y profesionales para los centros de menores

MADRID, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El psicólogo forense en la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia y Juzgados de Menores de Madrid y Defensor del Menor de esta región hasta 2001, Javier Urra, ve "necesarios" nuevos reglamentos y profesionales en ámbito de los centros de menores con trastornos de comportamiento, tras la publicación del informe del Defensor del Pueblo donde se denunciaba vulneración de los derechos de estos jóvenes.

En declaraciones a Europa Press, Urra informó de que los "mayores" problemas se dan en los centros terapéuticos, frente a los de reforma o de protección, los tres tipos de centros que se encuentran en el país. En este sentido, describió el tema como "complejo y vidrioso" y señaló que "hace falta nuevos reglamentos y nuevos profesionales".

El psicólogo indicó que en esta sociedad es "más barato tener vigilantes que tener psicólogos y psiquiatras", sin embargo lo que hay que tener es "buenos profesionales que saquen adelante a los muchachos y no que los retengan".

Urra hizo hincapié en que muchas comunidades autónomas han delegado toda la responsabilidad en ONG y fundaciones para atender a estos chicos, algo que para este experto "es un error, pues tienen que contar con buenos profesionales que ganen su plaza por oposición". Asimismo, señaló que "la ciudadanía debe saber que hay chicos muy conflictivos, que no imaginan lo que son capaces de hacer".

Consideró que algunas de las medidas de contención denunciadas en el informe de Múgica son "a veces, adecuadas", siempre que sean "proporcionadas y proporcionales". Urra manifestó que "es innegable" que existe habitación de aislamiento o que a veces haya que reducir a los chavales cuando padecen crisis, pero que, para ello, es necesaria "una supervisión continua y específica de esas medidas, para garantizar su correcta ejecución y no dar lugar a abusos".