9 de abril de 2020
 
Publicado 18/02/2020 15:31:11 +01:00CET

El Gobierno expresa su "firme compromiso" en la lucha contra la desigualdad retributiva y de los cuidados

   MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El Consejo de Ministros ha aprobado una declaración institucional con motivo del Día para la Igualdad Salarial que se celebra el 22 de febrero, en la que expresa "su firme compromiso en la lucha contra la desigualdad retributiva y de los cuidados que afecta a la práctica totalidad de las trabajadoras". Tal y como señala en el texto, el Gobierno se compromete a "tomar las medidas de justicia que sean precisas para revertir esta situación".

   Para el Gobierno, "las diferencias de remuneración entre mujeres y hombres por trabajos de igual valor" son "los ejes vertebradores de la desigualdad" en España. Según datos del Instituto Nacional de Estadística, se calcula que la llamada brecha de género en el salario alcanzó en 2017 el 21,92%.

    Tras recordar la cifra, el Gobierno avisa de que "las implicaciones de esta desigualdad económica trascienden al empleo", ya que, por ejemplo, "las futuras pensiones de las mujeres corren el riesgo de empobrecerse por su mayor precariedad laboral hoy".

   "Las mujeres siguen soportando, de forma mayoritaria, la carga de los cuidados familiares: el cuidado de hijas e hijos, de personas dependientes, recaen sobre ellas y en perjuicio de sus carreras profesionales, que aquejan discontinuidad, parcialidad y menor desarrollo precisamente por ser las responsables de sostener la vida en el interior de los hogares, muchas veces solas, como familias 'monomarentales'", destaca el Ejecutivo.

   Para el Gobierno, "la pobreza de las mujeres es la pobreza de la sociedad, pues ningún país avanzado puede presumir de democracia sin la plena igualdad en todos los ámbitos". Así, defiende que "el empleo" y también el ámbito del cuidado "precisan una revolución que interpele al conjunto de la sociedad y ponga fin a una desigualdad secular enraizada en nuestro sistema económico que impide el pleno avance de la economía y la sociedad españolas".

    Tal y como recuerda el Gobierno en el texto aprobado, Concepción Arenal ya denunció en 1869 "la imposibilidad de las mujeres de las clases medias para participar en igualdad del empleo". Ella, al igual que Emilia Pardo Bazán, denunciaron "la hipocresía de quienes negaban el derecho al trabajo a las españolas aludiendo a una supuesta inferioridad física, ignorando cómo las mujeres humildes participaban plenamente en las rudas faenas del campo, la mar o las fábricas".

   "Con el paso de las décadas, las mujeres fueron conquistando más espacios en esa esfera pública que se les cerró durante los cuarenta años de dictadura y que, en el tiempo presente, sigue albergando problemas estructurales relacionados con esa tardía pero combativa incorporación de las españolas al empleo", señala el Ejecutivo.

   Durante su intervención durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha defendido la necesidad de que las mujeres salgan a las calles el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, a decir "con contundencia" que feminismo también es la redistribución del tiempo y de los cuidados.

Para leer más