Actualizado 25/06/2020 13:49:49 +00:00 CET

Igualdad realizará un estudio de prevalencia de las mujeres víctimas de trata y explotación sexual en España

La ministra de Igualdad, Irene Montero, interviene en la comparecencia en Comisión de su departamento, en Madrid (España), a 25 de junio de 2020.
La ministra de Igualdad, Irene Montero, interviene en la comparecencia en Comisión de su departamento, en Madrid (España), a 25 de junio de 2020. - Eduardo Parra - Europa Press


Quiere intensificar la detección temprana de la violencia machista y mejorar el acceso a la justicia de las víctimas

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha defendido la necesidad de conocer de manera "rigurosa" la realidad de la trata y la prostitución en España para poder implantar políticas contra este tipo de violencia machista. En este contexto, ha avanzado que su departamento va a desarrollar un proyecto de recopilación de datos e investigación sobre este fenómeno con un estudio de la prevalencia de mujeres víctimas de trata y explotación sexual.

Durante su comparecencia ante la Comisión de Igualdad del Senado, Montero ha incidido en que toda la normativa contra la trata y todas las políticas contra la explotación sexual y las alternativas socio-económicas a las mujeres en contextos de prostitución "se deben fundar en el conocimiento riguroso de esta realidad". De ahí que el Gobierno quiera mejorar los datos sobre este fenómeno, de acuerdo a las recomendaciones del GRETA.

Tal y como ha expuesto, de acuerdo a los últimos datos disponibles de 2018, las ONG especializadas reportaron la detección de 13.317 posibles víctimas de trata o explotación sexual. La "invisibilidad de estas violencias", según ha afirmado la ministra, "requieren de una actuación prioritaria y urgente". En este contexto, Montero ha afirmado que para su Ministerio es prioritaria la aprobación de una Ley Integral contra la Trata.

Según ha explicado la ministra, la única estadística sobre trata corresponde al Ministerio de Interior, pero esta sólo recoge los datos proporcionados por la autoridad policial que investiga el delito, por lo que "deja fuera a cualquier potencial víctima".

DATOS "MÁS PRECISOS" DE LAS VIOLENCIAS MACHISTAS

En general, tal y como ha asegurado, su departamento está trabajando en mejorar los datos y obtener unos más "precisos" sobre las víctimas de la violencia machista, teniendo en cuenta que el cómputo de víctimas oficiales se reduce al ámbito de la relación de pareja o expareja (violencia de género). La mejora de los indicadores, según Montero, permitirá una intervención "más eficaz".

Al igual que en su comparecencia en el Congreso la semana pasada, la ministra ha vuelto a desglosar los tres ejes principales del Ministerio: políticas de supervivencia para la garantía de unas vidas libres de violencias machistas; políticas de redistribución e igualdad, centradas en el replanteamiento de las relaciones económicas y sociales; y las políticas de cuidado de la diversidad para combatir cualquier forma de discriminación.

Respecto al primer eje contra las violencias machistas, Montero ha recordado que la violencia contra las mujeres "constituye una de las violaciones de derechos humanos más graves". "El machismo, como el coronavirus, solo podremos pararlo unidos", ha agregado.

En esta lucha, ha defendido medidas como la Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual, que fue aprobado en Consejo de Ministros y ya finalizado el periodo de alegaciones, tras el que se inicia la consulta a diferentes organimos consultivos. Sobre el texto, Montero ha asegurado que Igualdad incorporará algunos cambios antes de volver a elevarlo al Consejo de Ministros.

En su discurso, Montero ha insistido en la necesidad de la institucionalización del Pacto de Estado Contra la Violencia de Género para que "los ejes que lo vertebran se conviertan en una política pública estable". Asimismo, ha defendido la necesidad de mejorar la financiación del pacto así como el sistema de seguimiento.

DETECCIÓN TEMPRANA DE LA VIOLENCIA Y MÁS ACCESO A LA JUSTICIA

Ante la desescalada por la pandemia del coronavirus, ha dicho que se pretende intensificar la detección temprana de la violencia machista y potenciación del acceso a la justicia, para adaptarla a las necesidades de las víctimas. Para la ministra, las instituciones deben ofrecer un acompañamiento "más amplio" a todas las víctimas de la violencia machista, y no solo a las víctimas que denuncian, ya que la mayoría no lo hacen.

En este sentido, ha destacado que durante el Estado de Alarma el Ministerio de Igualdad ha "allanado el camino para abrir la puerta por primera vez" a una identificación y detección socioasistencial que permite a las mujeres víctimas de esta violencia machista acceder a sus derechos aunque no se haya iniciado el proceso judicial.

Mientras eso se materializa, la ministra ha dicho que, ante el posible "repunte" de la violencia de género en la desescalada, están trabajando en "la apertura de vías alternativas de denuncia", así como lugares seguros para poder declarar de manera telemática.

Asimismo, ha avanzado que Igualdad va a trabajar en la Elaboración de un Plan de Sensibilización y Prevención de las violencias machistas que implicará al ámbito educativo en todas las etapas y abordará las violencias machistas en redes sociales.

PACTO Y SISTEMA ESTATAL POR LOS CUIDADOS

En el eje de las políticas de redistribución e igualdad, Montero ha defendido un Sistema Estatal de Cuidados. En este sentido, ha recordado el compromiso de sacar adelante la ley de tiempo corresponsable a la que le van a dar "la máxima prioridad". A su juicio, se debe trabajar en una conciliación "real", y no sostenida en los colegios o en los abuelos.

Para ella, la regulación del teletrabajo puede tener "trampas" para las mujeres, teniendo en cuenta que el mercado laboral está basado en la presencialidad. A su juicio, el teletrabajo "no puede ser la principal o única medida" para fomentar la conciliación.

Además, ha vuelto a admitir que el Plan 'Me Cuida' del Gobierno ha sido "insuficiente para atender la realidad" de las mujeres. "Soy consciente de las carencias y de que hay mujeres que no han tenido cómo responder", ha añadido.

PP: MINISTERIO DE IGUALDAD COMO "SÍMBOLO DE LA DESIGUALDAD"

PP y Vox han sido los partidos más críticos con la ministra. La senadora 'popular' María Adelaida Pedrosa ha reprochado a Montero que su departamento sea "símbolo de absoluta desigualdad" al "excluir" a los hombres de los cargos de su Ministerio.

Asimismo, ha dicho que la acción de Igualdad "ha quedado en nada" en 99 días de Estado de Alarma, al tiempo que ha lamentado sus "ataques" a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado al decir que siguen preguntando 'si llevaban minifalda' a las mujeres que denuncian violencia machista en las comisarais.

Además de instar a la ministra a pedir perdón por estos hechos, Pedrosa ha acusado a Montero de "ocultar información privilegiada" sobre la pandemia al tiempo que llamaba a asistir a las manifestaciones del 8M. "Se le olvida que forma parte de un Gobierno que no está solo para denunciar, sino para gestionar", ha incidido Pedrosa.

Desde el PP, han tachado de "chapuza" la ley de libertades sexuales y han criticado que el Gobierno no apoyan la investigación de los casos de abusos a menores tuteladas en Baleares, algo que ha reivindicado también la senadora de Ciudadanos Carlota Santiago.

VOX: MINISTERIO "INÚTIL E INNECESARIO"

Por su parte, la senadora de Vox Yolanda Merelo ha reprochado a la ministra que "nieguen" la violencia intrafamiliar, al tiempo que ha tachado de "inútil e innecesario" al Ministerio y ha afeado a Montero el "despilfarro" por parte del departamento en "másteres sobre feminismo". "A ustedes no les importan las mujeres, sino seguir avanzando en su agenda ideológica", ha subrayado.

Desde el PNV, la parlamentaria María Dolores Etxano ha pedido más medidas para facilitar la conciliación ante el cierre de las escuelas. "Teletrabajo no es trabajar en la cocina de tu casa", ha remarcado. En esta misma línea, la senadora del grupo d'Esquerra Republicana de Catalunya-EH Bildu, Sara Bailac, ha recordado que el 90% de excedencias para los cuidados son de mujeres, reclamando una respuesta a la "imposibilidad para conciliar" por parte de muchas personas.

Contador