Actualizado 22/12/2008 11:02:29 +00:00 CET

Un ministro malasio dice que a los seropositivos no se les debería permitir contraer matrimonio

KUALA LUMPUR, 22 Dic. (Reuters/EP) -

A las personas seropositivas de Malasia no se les debería permitir contraer matrimonio, para evitar así tener hijos portadores de la enfermedad, según las declaraciones del jefe del estado de Perak, Mohamad Nizar Jamaluddin, recogidas por el diario 'New Straits'.

"A alguien que está tan enfermo no se le debe permitir que se case", señaló Jamaluddin. "Si hay alguna cría, y lamento utilizar esta palabra, el embrión también portará el mismo virus, así que es incluso más injusto porque de hecho estás transmitiendo esa enfermedad a los niños", añadió.

Jamaluddin respondió así a una pregunta sobre un comunicado emitido por el departamento de Desarrollo Islámico de Malasia en el que se señalaba que los musulmanes que dieran positivo del virus de la inmunodeficiencia humana, o sida, aún se les permitiría casarse.

Un ayudante de Nizar, que es miembro del opositor partido Islam se Malasia (PAS), un partido islamista, aseguró que el ministro se refería tanto a musulmanes como a no musulmanes. El viceprimer ministro, Najib Razak, declaró la semana pasada que todas las parejas musulmanas en la Malasia peninsular deberían someterse a la prueba del sida antes de casarse.

El debate sobre los derechos de los seropositivos a casarse, especialmente los musulmanes, llega mientras los musulmanes malasios luchan por disipar las preocupaciones sobre un aumento en el islamismo radical.

El primer ministro, Abdulá Ahmad Badawi, declaró el pasado mes que a los musulmanes se les permitía hacer yoga pero sin cantar, eliminando así una prohibición que causó cierto malestar en el país. El Gobierno también ha amenazado con cerrar un diario católico por usar la palabra 'Alá', afirmando que este hecho podría enardecer a la población musulmana del país.

Los musulmanes malasios, predominantes en el plano político, suponen cerca del 60 por ciento de la población de 26 millones de habitantes, mientras que las minorías indias y chinas incluyen a los hindúes, sijs, budistas y cristianos.