La mitad de los asesinos de violencia de género se entregan porque la confesión rebaja su condena

[Gruposociedad] Fotos Violencia Ii
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 19/10/2018 13:18:38CET

   MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) es partidario de suprimir las circunstancias atenuantes de confesión y reparación del daño en los casos de violencia machista porque "dos de cada cuatro" asesinos confiesan el crimen y se entregan a la Policía para rebajar su condena.

   Según se ha puesto de manifiesto durante el VII Congreso del Observatorio en el Senado, este órgano quiere que se aborde una reforma legal que acabe con estos dos atenuantes. "Deben desaparecer" de la aplicación en los supuestos de violencia de género, según ha explicado Vicente Magro, magistrado de la Sala Segunda del Tribunal Supremo y asesor del Observatorio desde 2002.

   "Las cifras que manejamos en el Observatorio nos dan a entender que dos de cada cuatro asesinos en crímenes de género se entregan a la Policía", ha dicho, recalcando que en el resto de delitos no hay estadísticas "iguales" ya que "no se entrega ni uno".

REPARAR EL DAÑO: UNA OBLIGACIÓN, NO UN BENEFICIO

   "Sin embargo, en casos de violencia de género un 40%-50% se entrega tras la comisión del delito, que eso además conlleva un atenuante de confesión, con lo cual además, si reparas el daño, constituyen dos atenuantes con la posibilidad de rebaja del grado", ha explicado Magro, quien ha recordado que la consecuencia de esto es que el crimen de violencia machista esté penado "en un arco de seis a diez años".

   A su juicio, la reparación del daño es "una obligación". "No podemos convertir una obligación del acusado o condenado en un beneficio que se aplica como atenuante", ha insistido.

   El magistrado lamenta que son dos atenuantes "que se dan con frecuencia" y, sin embargo, cree que su aplicación "no tiene sentido" en la realidad actual en la que tantas mujeres mueren a manos de sus parejas o exparejas.

   "Una obligación no puede ser un beneficio para el penado", señala Magro, que ha advertido de casos en los que se introducen atenuantes "con calzador", alegando celos o problemas psíquicos.

AGRAVANTE DE GÉNERO "SIEMPRE"

   En esta línea, el Observatorio también ha pedido que se aborde una reforma urgente del Código Penal para que se aplique la circunstancia de agravante de género en "cualquier supuesto en que la víctima sea mujer", no solo en los contextos de parejas o exparejas. "En casos de machismo, el agravante de género debe aplicarse directamente", sostiene.

    "Hay que ser valiente para aplicar el Derecho", ha apuntado la vocal del Consejo General del Poder Judicial, Carmen Llombart, que ha moderado el debate sobre las reformas penales en el marco de los delitos sobre violencia machista y ha hecho hincapié en que cada vez se está aplicando en más casos.

   Según el Observatorio del CGPJ, la agravante de género --que se incluyó en el Código Penal en el año 2015-- se aplicó en el 67% de los casos en los que se pidió. Según ha precisado Magro, "de forma mayoritaria" se pide su aplicación en el marco de casos de pareja o expareja.

    Respecto a todas las reformas que reclama el Observatorio, la directora general de Relaciones con la Administración de Justicia, Esmeralda Rasillo, ha declarado que el Ministerio está "trabajando intensamente" en las posibles modificaciones penales y ha avanzado que las llevará ante la sección penal de la Comisión General de Codificación compuesta por expertos para su análisis.