Actualizado 08/07/2015 21:02 CET

El viceprimer ministro palestino viajará a Gaza para gestionar la crisis humanitaria

La OLP informa de que ya son 179 los muertos, 1.200 los heridos y 160.000 los desplazados por los bombardeos israelíes

JERUSALÉN, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El viceprimer ministro del Gobierno de unidad palestino, Muhamad Mustafa, viajará a la Franja de Gaza para encabezar una "dirección provisional" integrada por seis ministros que se encargará de gestionar la situación de emergencia en la Franja de Gaza tras siete días de bombardeos israelíes que han causado la muerte de al menos 179 palestinos y herido a más de 1.200.

"Anoche tomamos la decisión de que el viceprimer ministro (Muhammad Mustafa) y el ministro de Sanidad (Jawad Qutaish) viajen a Gaza, y también miembros del Comité Ejecutivo" de la Organización para la Liberación de Palestina, ha explicado una integrante del Comité Ejecutivo de la OLP, Hanan Ashrawi, en declaraciones a la prensa.

Estos dos ministros se sumarán a los cuatro ministros del Gobierno de unidad que ya estaban en la Franja de Gaza para formar "una especie de dirección provisional de emergencia" que tendrá como objetivo "satisfacer las necesidades más inmediatas de la gente de Gaza", tales como refugio, alimentos o combustible para hospitales y otras infraestructuras vitales.

Sin embargo, Ashrawi ha reconocido que es "muy difícil" contactar con las autoridades palestinas en la Franja de Gaza. "Es muy difícil localizarles. Sus familias han sido atacadas y sus casas han sido destruidas y las instituciones han quedado pulverizadas", ha destacado la dirigente palestina.

La OLP ha publicado un listado con las 179 víctimas mortales de los bombardeos israelíes, que incluye a 37 niños, 24 mujeres y 12 ancianos. Además, denuncia que hay 1.260 heridos, "muchos de ellos con lesiones permanentes", según Ashrawi, y que 160.000 personas han tenido que huir de sus hogares.

También informa de que 560 casas han quedado demolidas y otras 520 continúan en pie pero son inhabitables; 32 barcos de pesca han sido destruidos y 66 escuelas han resultado dañadas.

DESHUMANIZACIÓN DE LOS PALESTINOS

Ashrawi ha denunciado que "los israelíes justifican este ataque a gran escala, horrible e inmoral contra el pueblo palestino culpando a la víctima, deshumanizando continuamente a los palestinos y acusándoles de ser responsables de sus propias muertes, de tener que huir de sus hogares y de la destrucción de sus propios hogares e infraestructura".

Para Ashrawi, la actual ofensiva no es un hecho aislado, sino que "encaja en el patrón del que hemos sido testigos desde el inicio de la ocupación". "Israel es una potencia ocupante que no rinde cuentas a nadie, actúa con impunidad bajo un sentido de excepcionalidad y una cultura de odio y racismo contra los palestinos que les da derecho a hacer lo que quieran", ha denunciado.

La dirigente de la OLP ha informado de que la cúpula de la organización se reúne a diario "a veces día y noche" para lograr su objetivo más inmediato, que es "salvar vidas". Para ello, ha adoptado varias iniciativas como pedir a la ONU que ponga a Palestina bajo "protección internacional", pedir a los firmantes de la Cuarta Convención de Ginebra que adopten medidas para proteger a los civiles o contactar con diversas potencias con capacidad de influencia sobre Israel.

En este último punto, Ashrawi ha denunciado que es "inaceptable el silencio" de los países desde el inicio de los bombardeos israelíes para ahora pedir un alto el fuego a las dos partes "como si las dos fueran responsables por igual". "No aceptamos tales excusas ni que se diga que las dos partes deben parar. Israel es la potencia ocupante. Israel lleva mucho tiempo fuera de la ley", ha destacado.

ACCIONES ANTE LA ONU Y EL TPI

Además, ha informado de que los palestinos han pedido a los países árabes, cuyos ministros de Exteriores se reúnen este lunes en El Cairo, que propongan una resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU. "Queremos una resolución clara e inequívoca que denuncie esta agresión, que denuncie los ataques contra civiles y que obligue a Israel a poner fin al ataque contra los civiles inocentes", ha indicado Ashrawi. Para ello, piden a Estados Unidos "que no utilice otra vez" su derecho a veto.

Por último, Ashrawi ha afirmado que las autoridades palestinas "seguirán el procedimiento para adherirse a acuerdos de la ONU y seguir con su adhesión al Estatuto de Roma", por el que se constituyó el Tribunal Penal Internacional (TPI).

Cuando Palestina se adhiera formalmente al TPI podrá solicitar la investigación de crímenes de guerra y contra la Humanidad cometidos en su territorio reconocido, es decir, en la Franja de Gaza y Cisjordania, incluido Jerusalén Este, ocupados militarmente por Israel desde 1967.

Para leer más