Actualizado 30/05/2008 15:00 CET

El PSOE pide una "respuesta contundente" a la crisis alimentaria de cara a la próxima cumbre de la FAO en Roma

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El PSOE instará el martes en el Congreso al Gobierno a que apueste por una "respuesta contundente" de la comunidad internacional a la crisis alimentaria mundial durante la próxima cumbre que celebrará la agencia de la ONU para la Agricultura y la Alimentación, FAO, la próxima semana en Roma.

El diputado Eduardo Madina defenderá ante el Pleno del Congreso una proposición no de ley en la que también reclama al Ejecutivo que siga "gestando medidas para mitigar este problema" de forma "coherente, conjunta y coordinada" con la UE, las instituciones financieras multilaterales y Naciones Unidas.

Para el PSOE, es necesario que el Gobierno continúe trabajando con los actores internacionales y nacionales para elaborar una "estrategia a largo plazo" que dé cobertura a la crisis y prevea posibles reapariciones de la misma en el futuro.

La iniciativa también apuesta por unas políticas de desarrollo más coherentes, y en particular, que faciliten que las políticas agrícolas, de desarrollo rural y comerciales de los países concernientes contribuyan a resolver la subida de precios de los alimentos.

Pide, asimismo, que se fortalezcan la investigación pública, agraria, pesquera y alimentaria de los países en desarrollo, para querespondan a las demandas de alimento y medios de vida dela población en situación de inseguridad alimentaria.

Madina señaló en un comunicado que en los últimos tres años el valor del trigo, maíz y arroz --dieta básica de casi la mitad del planeta- -se ha disparado y ha impulsado un alza total en el precio de los alimentos del 83 por ciento.

Este hecho, ocasionado "entre otras causas por el alza del precio de los combustibles", perjudica a los países más pobres, ya que los alimentos pueden llegar a suponer "hasta el 80 por ciento de su renta".

Madina advirtió de que esta situación "puede provocar altercados violentos en unos 33 países" y destacó que, según la FAO, "hay actualmente 37 países en el mundo en crisis alimentaria".

Recordó que, entre las medidas llevadas a cabo por el Gobierno para luchar contra el hambre, destaca el incremento de las contribuciones al Programa Mundial de Alimentos de 6,7 millones de dólares en 2003 (4,3 de euros) a 40 en 2008. Además, y tras el reciente llamamiento de Naciones Unidas, España ha aumentado su contribución en 7 millones de dólares, con lo que llegará hasta los 47 millones este año (30 millones de euros), siete veces más que en 2003.