Publicado 25/08/2020 16:48:57 +02:00CET

Save the Children pide una vuelta a las aulas presencial para el alumnado vulnerable o con necesidad de apoyo

Un grupo de estudiantes espera en un aula a comenzar las pruebas de la Evaluación de Acceso a la Universidad (EVAU), en el Edificio Politécnico de la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid)
Un grupo de estudiantes espera en un aula a comenzar las pruebas de la Evaluación de Acceso a la Universidad (EVAU), en el Edificio Politécnico de la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid) - Jesús Hellín - Europa Press - Archivo

   En caso de empeorar la situación epidemiológica, propone mantener el funcionamiento presencial de las escuelas como servicio esencial

   MADRID, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Save the Children pide al Gobierno y a los líderes autonómicos que asistirán este jueves a la Conferencia Sectorial de Educación que acuerden un mínimo de presencialidad en todas las comunidades autónomas para incluir a Infantil y Primaria, al alumnado socialmente vulnerable o con necesidad de apoyo educativo y a los centros educativos de alta complejidad.

   La ONG insiste en que la edad de los niños no puede ser el único criterio de priorización e insta a que se aplique una perspectiva de equidad que tenga en cuenta las diferentes necesidades que tiene el alumnado.

   En este sentido, propone la creación de espacios de estudio tutorizados en los centros educativos o en instalaciones cercanas a los mismos, que hayan sido cedidas por ayuntamientos o entidades sociales, donde los niños que no tienen un entorno adecuado en casa puedan estudiar en las horas lectivas no presenciales o recibir refuerzo educativo.

   La organización también explica que la semipresencialidad no podrá llevarse a cabo si todavía hay niños que no tienen dispositivos electrónicos o acceso a Internet en sus casas y recalca la necesidad de implementar el Programa 'Educa en Digital' aprobado el pasado mes de junio, por el que los centros pondrían a disposición de los alumnos más vulnerables hasta 500.000 dispositivos electrónicos con conexión a Internet.

   "La semipresencialidad no es una opción real ni para los más pequeños, que no tienen autonomía suficiente, ni para los adolescentes que no tienen espacios ni apoyo adecuado en casa o necesitan más refuerzo. Hay centros donde la semipresencialidad no es viable sin privar a niños y niñas de su educación", apunta Catalina Perazzo, directora de Sensibilización y Políticas de Infancia de Save the Children.

   La ONG recuerda que la educación a distancia se ha mostrado incapaz de asegurar el aprendizaje de todos los niños en los últimos meses. "Las administraciones reconocen que entre un 20% y un 30% del alumnado estuvo totalmente desconectado del ritmo escolar durante el confinamiento", añade Perazzo.

   La ONG explica que no volver no es una opción para la infancia desfavorecida: los niños y las niñas con menos recursos llevan seis meses desvinculados social y emocionalmente de la escuela, de su profesorado y de sus compañeros y compañeras, y necesitan aprender, volver a socializar y el efecto igualador de la escuela. "Si no se toman medidas urgentes, estimamos un aumento del abandono escolar temprano de 1,7 puntos", advierte Perazzo.

SERVICIO ESENCIAL

   En caso de empeoramiento de la situación epidemiológica, Save the Children propone mantener el funcionamiento presencial de las escuelas como servicio esencial, priorizando otras medidas de mitigación como el cierre de otros espacios de gran afluencia. La organización indica que la educación presencial debe ser una prioridad nacional e insiste en no cometer los mismos errores que durante los meses de confinamiento: las escuelas fueron las primeras en cerrar y las últimas en abrir.

   Del mismo modo, demanda que se asegure el funcionamiento seguro del comedor y se extiendan las becas comedor a todo el alumnado bajo el umbral de la pobreza. "En una situación económicamente difícil para muchas familias, el comedor es fundamental para ofrecer una alimentación equilibrada. Sin embargo, esta crisis ha dejado al descubierto que estas ayudas solo llegan al 11% de los niños vulnerables, cuando la pobreza infantil está en el 27,4%. Es necesario que se empiece a trabajar en procedimientos alternativos de distribución de alimentación en caso de aislamiento social como los cátering o las tarjetas monedero", apunta Perazzo.

   Por último, Save the Children muestra su "preocupación" ante el hecho de que muchas familias no lleven a sus hijos a clase por miedo a la COVID-19 y pide al Gobierno y a los líderes autonómicos que adopten medidas concretas y pongan los recursos para garantizar que las clases en septiembre sean seguras.

   En este sentido, la organización propone seguir el ejemplo de Dinamarca, Noruega o Corea del Sur, países que han reabierto sus colegios de forma segura aplicando medidas dentro y fuera de las aulas: grupos estables reducidos, distancia social, mascarillas, higiene, capacidad de realización de pruebas, rastreo y aislamiento de contactos.

   Save the Children también reclama que se lleven a cabo campañas de comunicación en colaboración con la comunidad educativa, las AMPA, las asociaciones de estudiantes y los sindicatos de profesorado para proporcionar información clara y rigurosa que tranquilice a la infancia y sus familias.

Para leer más