Actualizado 28/05/2024 13:42

Seis de cada diez empleados de la Administración pública son mujeres, según datos de la EPA

Archivo - Una trabajadora
Archivo - Una trabajadora - Ricardo Rubio - Europa Press - Archivo

MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

La presencia de mujeres en la Administración Pública ha experimentado un continuo crecimiento en los últimos 5 años, pasando de 1.842.000 en 2019 a 2.044.900 a día de hoy, lo que significa que seis de cada diez empleados de la Administración pública son mujeres, según los datos más recientes de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al primer trimestre de 2024.

En la actualidad, las mujeres representan casi el 60% de los empleados públicos, superando a sus homólogos masculinos. Este fenómeno revela una tendencia ascendente que destaca el papel cada vez más relevante de las mujeres en el ámbito público.

Se trata de un patrón que se repite prácticamente en todo el territorio español: solamente en Ceuta (41%) y Melilla (46,5%), el número de empleados públicos varones supera al de mujeres. Analizando la distribución a nivel autonómico, Asturias encabeza la lista con un 68,1% de mujeres en la Administración Pública, seguida de cerca por La Rioja (65,2%) y el País Vasco (61,4%).

Las mujeres eligen el empleo público por diversas razones que convergen en la búsqueda de un entorno laboral propicio para su desarrollo y bienestar. La estabilidad laboral se presenta como un factor clave, proporcionando un cimiento sólido para la planificación a largo plazo y la seguridad económica.

La flexibilidad y la conciliación, por otro lado, son elementos cruciales para permitir a las mujeres equilibrar sus responsabilidades profesionales y familiares. Este enfoque facilita la creación de un ambiente de trabajo más inclusivo.

"La elección del empleo público por parte de las mujeres refleja la búsqueda de estabilidad y la posibilidad de conciliar sus roles familiares y profesionales", asegura Gloria Oliveros, Directora de Empleo Público de ADAMS, centro de referencia en formación y preparación de oposiciones en el que en 2023 se formaron casi 22.000 alumnos, el 71% de los cuales eran mujeres.

Para la directora de Empleo Público de ADAMS, la Administración pública "ofrece un entorno que asegura la igualdad, valora la diversidad y permite a las mujeres contribuir al servicio público mientras mantienen un equilibrio saludable en sus vidas".

Sin embargo, advierte de que las mujeres enfrentan desafíos específicos, ya que existe un techo de cristal dentro de la Administración pública en lo que a la provisión de puestos de trabajo de más alto nivel se refiere.

Las mujeres son mayoría en los puestos de Gestión y Auxiliares (categorías A2 a C1) en el ámbito de los Ministerios, también en los relacionados con la salud y la docencia.

No obstante, el número de hombres es mayoritario en muchos casos en los niveles más altos, que son los que reciben los salarios más elevados. Además, hay categorías profesionales todavía muy masculinizadas, como las relacionadas con la seguridad y la defensa. Según datos del Boletín Estadístico del Personal al Servicio de la Administración Pública de julio de 2023, el 87% de los trabajadores de las Fuerzas Armadas son hombres.

En la Policía Nacional, este porcentaje es del 82%, mientras que en la Guardia Civil los hombres suponen el 90,5%. Otra problemática a la que hacen frente las mujeres es la temporalidad. De los 1.047.700 empleados públicos en situación de temporalidad en marzo de 2024, según datos de la EPA, el 66% eran mujeres, evidenciando una mayor precariedad laboral que afecta a las empleadas públicas.

"Es importante que las Administraciones Públicas continúen incorporando medidas para paliar estas desigualdades específicas, favoreciendo la igualdad en los puestos más altos", declara Oliveros.

Contador