9 de abril de 2020
 
Actualizado 03/03/2008 10:07:04 +00:00 CET

Un total de 3.800 personas mayores fueron atendidos por el servicio de teleasistencia en 2006 en Baleares

PALMA DE MALLORCA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un total de 3.802 personas mayores fueron atendidas por los servicios de teleasistencia que presta el Consell de Mallorca en 2006, de los que el 68 por ciento (2.582) fueron mujeres con un promedio de edad de 82 años, según datos del Institut Mallorquí d'Assumptes Socials (IMAS) facilitados a Europa Press.

El Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) es una prestación social básica del sistema público de servicios sociales dirigida a facilitar el desarrollo de la autonomía personal, prevenir el deterioro individual y promover condiciones favorables a las relaciones de convivencia, y va dirigido a personas mayores, con discapacidad y familias con problemáticas sociales.

El programa funciona mediante un convenio de cofinanciación entre el IMAS y los diferentes ayuntamientos de Mallorca. En 2006, la cantidad invertida en este servicio ascendió a 2.079.941 euros, año en el que se pusieron en funcionamiento un toal de 3.075 aparatos de teleasistencia y 896 dispositivos de telealarma. La inversión total realizada supuso un coste de 305 euros anuales por usuario.

Así, el servicio de teleasistencia proporciona a los usuarios "protección y seguridad en cualquier hora del día". De esta manera, los Centros de Atención, activos las 24 horas, atienden las llamadas realizadas por los usuarios desde el sistema instalado en sus domicilios.

ENTIDADES DE TELEASISTENCIA

Los servicios de teleasistencia de Mallorca se llevan a cabo a través de dos entidades teleasistencia S.A. y la Cruz Roja. En el primer caso, se trata de una entidad gestora, a nivel estatal, que ofrece sus servicios a través de la Federación Estatal de Municipios, a la cual se pueden adherir los diferentes ayuntamientos.

En el caso de la Cruz Roja son los ayuntamientos en particular los que establecen un acuerdo con la entidad. Tanto en un caso como en el otro mediante el concierto y la subvención la usuario sólo se hace cargo d'una pequeña parte del servicio.