Actualizado 30/05/2008 14:11 CET

La UE reconoce que la subida "espectacular" de los precios de los alimentos les cogió "por sorpresa"

BARCELONA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del consejo de la Unión Europea de Agricultura y Pesca y ministro de Agricultura de Eslovenia, Iztok Jarc, reconoció hoy que la subida "espectacular" del precio de los alimentos les cogió "por sorpresa" y que, tras un año de precio elevados, la situación está provocando un "alza inflacionista" en la UE y se está "cebando" con los países más pobres.

En el marco del congreso 'El futuro de la Agricultura', celebrado hoy en la Llotja de Mar de Barcelona, Jarc aseguró que los precios elevados "no son buenos ni para los agricultores ni para los consumidores" y que el 'chequeo' de la Política Agraria Común (PAC) podrá "estabilizar" la situación.

Para Jarc, la solución a la tendencia alcista del precio de los alimentos pasa por "aumentar la producción" mediante el aumento de tierras para conrear, la "eliminación" de los límites de producción (como las cuotas lecheras) y "más" inversión en I+D en el campo de la agricultura.

Al congreso asistió también el conseller de Agricultura, Alimentación y Acción Rural de la Generalitat, Joaquim Llena, quien aseguró que a la UE "le está costando reaccionar" ante la crisis de los alimentos y que debe aplicar medidas para "incentivar" la producción, además de tener una actitud más proactiva para estabilizar la situación.

LOS PRECIOS "NO BAJARÁN".

Por su parte, la secretaria de Medio Rural del Ministerio del ramo, Alicia Villaruiz, destacó que los precios "no van a bajar" y que van a continuar en el mismo "nivel elevado" que hasta ahora, con fluctuaciones propias del sector alimentario, remachó.

Anunció que el Gobierno iniciará durante esta legislatura contactos con todas las comunidades autónomas para "profundizar" en la situación y adoptar medidas punitivas en caso de "comportamientos fuera de la Ley" en el mercado.

Además, recordó que la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha organizado una cumbre para analizar los altos precios de los alimentos que se llevará a cabo del 3 al 5 de junio en Roma.

Estas declaraciones coinciden con la preocupación mostrada hoy por el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, por la escalada de precios del petróleo y los alimentos en una entrevista publicada por el diario alemán 'Bild'.

"Mis colegas en el consejo de Gobierno, Juergen Stark y Axel Weber y yo estamos preocupados por los actuales y elevados niveles de precios", declaró Trichet, que agregó que hay que ser "cautelosos", ya que es necesario evitar que el 'shock' de los precios de alimentos y crudo se traslade a otros bienes y a los salarios.

Trichet recalcó que el mayor desafío de la institución es controlar la inflación a medio plazo y situarla cerca del objetivo del 2%. El diario precisa que los comentarios de Trichet se realizan al margen de la reunión del Consejo de Gobierno del BCE, que se producirá el próximo jueves y en la que te tomará la decisión mensual sobre los tipos de la eurozona.