Cortes Valencianas rechazan enmiendas a la totalidad del PSPV y No Adscritos al proyecto de ley de custodia compartida

Actualizado 16/02/2011 15:25:53 CET

VALENCIA, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

El PP ha rechazado en el pleno de las Cortes Valencianas las enmiendas a la totalidad presentadas por el grupo parlamentario socialista y por la Agrupación de Diputados No Adscritos al proyecto de ley de relaciones familiares de los hijos cuyos progenitores no conviven, conocida como de custodia compartida. Compromís también había presentado una enmienda a la totalidad y un texto alternativo, pero ha decidido retirarla para intentar llegar a acuerdos.

El conseller de Gobernación de la región, Serafín Castellano, que ha sido el encargado de defender esta norma, ha destacado que este proyecto de ley "establece como preferente el interés superior del menor". Así, ha hecho hincapié en que "intenta paliar, en la medida de lo posible, las repercusiones que la separación de los progenitores" pueden tener para los hijos.

Castellano ha destacado que con el régimen de convivencia compartida se pretende que el menor "se pueda adaptar a la nueva situación familiar de la forma más fácil y adecuada, manteniendo los lazos de afectividad con ambos progenitores" y, al mismo tiempo, "favoreciendo la corresponsabilidad y la distribución igualitaria de roles sociales entre los progenitores en las relaciones familiares".

Este proyecto de ley recoge "la importancia de pactar, cuando se produce una ruptura o no hay convivencia, un régimen de relaciones con los hijos menores que sea equitativo para ambos progenitores" a través del llamado 'pacto de convivencia familiar'.

En el caso de no alcanzar un acuerdo, el juez es quien debe fijar las condiciones del régimen y, en este sentido, el proyecto de ley presentado por el Consell establece como "criterio prevalente" la convivencia compartida de ambos progenitores con los hijos.

Por su parte, la diputada socialista Dolores Huesca ha destacado que la custodia compartida "solo debería contemplarse en los casos en los que los dos progenitores estén de acuerdo" ya que, en su opinión, esta modalidad "impuesta judicialmente" como, según ha dicho, pretende el proyecto de ley de la Generalitat, "solo puede empeorar la conviencia familiar y afectar negativamente al desarrollo de los menores".

Huesca, que ha defendido la enmienda a la totalidad presentada por el grupo socialista a este proyecto de ley, ha indicado que esta norma "perjudicará a los hijos al no proteger como bien supremo su interés".

"POSIBLE INCONSTITUCIONALIDAD"

La diputada socialista ha destacado que este proyecto de ley "no aporta nada nuevo" y, además, ha hecho hincapié en su "posible inconstitucionalidad", ya que "contraviene el Código Civil". En esta línea, ha incidido en que el Consell "legisla ex novo".

Dolores Huesca ha asegurado que los socialistas están a favor de la custodia compartida, pero consideran "rechazable absolutamente" que se le otorgue un "carácter preferente" en caso de no producirse pacto entre los progenitores. A su juicio, este proyecto de ley "beneficia a los hombres que quieren desentenderse del pago de la cuantía de las pensiones" a sus hijos.

Asimismo, la diputada de la Agrupación No Adscritos y coordinadora general de EUPV, Marga Sanz, ha señalado que la custodia compartida "solo puede ser eficaz cuando hay de acuerdo entre progenitores". "Dos no comparten si uno no quiere", ha subrayado Sanz, quien ha añadido que perjudica a los menores.

Para la dirigente de EUPV, el proyecto de ley presentado por el Consell "parece redactado exclusivamente por varones" puesto que "no tiene en cuenta el interés de los menores ni una visión de género", ha criticado.

Además, ha señalado que esta ley "no tiene una demanda social real que la justifique". Al respecto, ha comentado que solo entre el 1 y el 3 por ciento de los hombres reclama la custodia comapartida y solo el 10 por ciento de las parejas separadas demandan esta modalidad de convivencia con los hijos. Sanz ha denunciado también que el PP "pretende inmiscuirse en situaciones que deben ser pactadas por los ciudadanos".

Por su parte, la diputada del grupo popular Marisol Linares ha acusado a los socialistas de "centralistas y conservadores" y ha lamentado que la oposición se encuentre "tan lejos de los problemas reales de la sociedad". Ha destacado que el PP cree en "la oportunidad, los principios y el espíritu de esta norma que tanto demanda la sociedad" y que, a su juicio, "va a suponer un gran avance social".

Linares, quien se ha mostrado convencida de que se podrá llegar a algún "acuerdo puntual", ha manifestado que esta norma "garantiza que los hijos mantengan una relación equilibrada con ambos padres" y, además, hace posible una "mejor aceptación" por parte de los hijos de la nueva situación familiar.

Del mismo modo, ha aseverado que con la custodia compartida "se fomenta la corresponsabilidad y la distribución igualitaria de roles sociales entre hombres y mujeres dentro de las relaciones familiares" y, además, "se favorece la disminución de la legitiosidad".

La parlamentaria 'popular' ha valorado que, con esta norma, la Comunitat Valenciana se situará "a la altura de los países europeos como una legislación más avanzada", entre los que ha nombrado Francia y Reino Unido, entre otros, en los que existe la custodia compartida desde hace años y "con muy buenos resultados".

COMPROMIS RETIRA SU TEXTO ALTERNATIVO

Por su parte, Compromís había presentado una enmienda a la totalidad y un texto alternativo, pero ha decidido retirarlos. La diputada Mònica Oltra ha defendido la custodia compartida, pero ha criticado algunos aspectos del proyecto de ley planteado por el Consell.

La parlamentaria de Compromís ha indicado que "tan mal es imponer la custodia compartida por un juez, como imponer una custodia monopartental por un juez" y, respecto a esta última modalidad, ha indicado que es "un regalo envenenado" ya que hace que sea solo un progenitor quien "decida sobre la vida de un hijo" por lo que, en su opinión, se trata de "un modelo totalitario".

Oltra ha indicado que la custodia compartida "representa más un modelo democrático", aunque ha reconocido que, en ocasiones, "ponerse de acuerdo no es fácil". Asimismo, ha señalado que "la igualdad entre hombres y mujeres también se asume a través de los cambios legislativos".