Actualizado 30/09/2008 18:49 CET

Una pareja de Vigo niega ante el juez abusos a su sobrina menor de edad porque en su casa reinaba la "libertad sexual"

La defensa pide libre absolución y considera "desproporcionada" la petición de 48 años de cárcel de la Fiscalía

VIGO, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El matrimonio de Vigo acusado de abusar sexualmente de su sobrina menor de edad aseguró que en su casa había "libertad sexual" y que en los hechos participaba su familiar, aunque rechazó que la "intención o el ánimo de causar daño", al tiempo que especificó que las imágenes de la menor eran de tipo "personal".

El juicio comenzó hoy, a puerta cerrada, en la Sección Quinta de la Audiencia provincial en Vigo, donde también prestaron declaración los testigos y peritos. Los acusados, para quienes la fiscalía pide un total de 48 años de cárcel --24 años para cada uno--, accedieron a la sala sobre las 10.15 horas, tapados con piezas de ropa para evitar ser fotografiados por los medios de comunicación. Asimismo, también se presentaron en la sala los padres de la menor.

En declaraciones a los medios posteriores a la sesión, el abogado defensor de la pareja, José Luis Ruibal, aseguró que los acusados "no reconocen el abuso" puesto que en la casa reinaba la "libertad sexual" y que la sobrina, que tenía 13 años de edad, también participaba. Así, aseguró que los tíos actuaban sin la intención de causar "daño ni por supuesto que entrase dentro de una tipología penal".

En todo caso, precisó que los archivos informáticos con imágenes de la menor eran "personales" de ambos y que no fueron difundidos a través de Internet y "en ningún momento compartidos con alguien más". Por todo ello, pidió la libre absolución del matrimonio o, en todo caso, "el reconocimiento de una actitud sexual inadecuada pero ajustada al código penal".

A este respecto, consideró que la petición del Ministerio Fiscal, que pide 24 años para cada uno por los delitos de fabricación de pornografía infantil, difusión de pornografía infantil y abusos sexuales continuados así como una indemnización de 200.000 euros, es "totalmente desproporcionada y obedece al clima social con respecto a este tipo de asuntos". Asimismo, explicó que la petición de la acusación particular "sigue el criterio del fiscal".

FISCALÍA

Por su parte, el fiscal, Juan Carlos Horro, recordó su petición de seis años por un delito de fabricación de pornografía infantil; otro de 8 años por difusión de pornografía infantil a través de Internet --aunque no de la citada niña-- y otro de diez años por abuso continuado, supuestamente durante unos 5 años, entre 2003 y 2008,; para cada uno de los miembros de la pareja.

Así, explicó que en el caso del abuso, la pena solicitada es mayor puesto que se trata de una "relación de superioridad" entre supuestos autores y víctima, dado que hay parentesco y sus tíos cuidaban de la niña en algunas ocasiones.

El juicio continuará mañana, cuando se expondrán los diferentes informes sobre el caso y se dará lectura a las conclusiones. La víctima no declarará en la vista oral por acuerdo de las partes, puesto que consideran suficiente la declaración documental existente.