Actualizado 26/04/2007 21:13 CET

El diputado 'verde' Franciso Garrido pide al Gobierno prohibir el comercio de focas y exija a Canadá parar la "matanza"

MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

El diputado de Los Verdes, Francisco Garrido, pidió hoy al Gobierno que prohíba la comercialización de los productos derivados del comercio de foca procedentes de Canadá, se una a las asociaciones que piden al Gobierno canadiense detener las "matanzas" de estos animales y reclame a la Unión Europea que exija al país norteamericano poner fin a esa práctica.

Francisco Garrido, integrado en el Grupo Parlamentario Socialista, ha reiterado además a su grupo parlamentario la proposición no de ley que presentó hace un año, en la que pide al Gobierno sumarse a quienes buscan detener "las matanzas" de focas en Canadá.

Garrido denuncia que alrededor de 320.000 focas son asesinadas "en el comienzo de la primavera canadiense", de forma "especialmente cruel", lo que convierte "estas matanzas" en "repugnantes moralmente" y lleva a que se produzca una "oleada de protestas internacionales" cada año.

"Es muy importante que se prohíba, internacionalmente, el comercio de los productos derivados de la foca", señala el diputado en el escrito que dirige al Gobierno, que recuerda que "una alianza de organizaciones no gubernamentales animalistas y ecologistas han propuesto diversas medidas, para combatir esta práctica, entre las que se encuentra el boicot a los productos de la industria marisquera canadiense", a la que Garrido acusa de estar "especialmente implicada" en el comercio de focas.

"¿Estaría dispuesto, el Gobierno, a aprobar la Proposición No de Ley referente a la matanza de focas en Canadá", ha señalado el diputado en su listado de preguntas al Ejecutivo. En esa propuesta, Francisco Garrido pide que el Gobierno español apoye "en todos los foros internacionales la prohibición de las matanzas de focas", además de que ejerza "presión sobre el Estado canadiense" para que se prohíba este tipo de caza.

La propuesta pide además que se prohíba en España la comercialización de derivados de las focas canadienses, además de "impulsar dentro de la UE la prohibición de la importación de estos productos".