EpC.- El catedrático Eusebio Fernández rechaza que Educación para la Ciudadanía sea "un mecanismo de adoctrinamiento"

Actualizado 01/09/2008 16:33:58 CET

Cree que la polémica por la asignatura se debe a que la discusión no ha sido teórica, sino "entre dos posturas políticas enfrentadas"

LAREDO (CANTABRIA), 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

El catedrático de Filosofía del Derecho de la Universidad Carlos III de Madrid, Eusebio Fernández García, manifestó hoy su rechazo a las críticas a la asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC), señalando que "en ningún caso va a ser un mecanismo de adoctrinamiento o manipulación, sino un referente para educar respetando los Derechos Humanos".

Fernández García, que participó hoy en Laredo (Cantabria) en un curso de verano de la Universidad de Cantabria (UC), consideró que esta asignatura tiene como objetivo prioritario que los estudiantes "tengan valores acordes a los de la Constitución Española".

La intervención de Eusebio García se encuadra dentro del seminario 'Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos', que durante toda la semana se desarrollará en la Casa de Cultura 'Doctor Velasco', y que está dirigido por Gregorio Peces-Barba.

El catedrático insistió en la importancia de la materia, y defendió que no es una idea novedosa de España, sino que se viene realizando durante años en numerosos países europeos "con una filosofía muy parecida".

"Los críticos dicen que la asignatura se ha inventado en España, pero la bibliografía que empleamos comienza a partir de los años 60, y proviene de Estados Unidos, Holanda, Bélgica, Inglaterra y de la mayor parte de países latinoamericanos", relató.

En este sentido, Fernández lamentó que en el único país en el que han existido problemas en la aplicación de la asignatura haya sido en España, y señaló que se debe a que la discusión que se ha realizado no es teórica, "sino entre dos posturas políticas enfrentadas".

"Lo importante es transmitir los valores constitucionales a los jóvenes estudiantes, para que los sientan como suyos y no como algo interpuesto", reivindicó el ponente.

También reconoció que el mayor problema que existe con respecto a la asignatura es "el desconocimiento de los contenidos reales", ya que en su opinión, algunos manuales de la asignatura "muy malos" han confundido a la opinión pública.

Fernández, que ha impartido dos ponencias a lo largo de la mañana, reflexionó sobre el concepto, el fundamento y la historia de los Derechos Humanos fundamentales, y analizó los valores constitucionales que sirven como engarce a la nueva asignatura.

"Se pueden explicar bien o mal, pero los contenidos son básicos, y no es nada nuevo que no aparezca recogido en la Constitución", insistió.